miércoles. 10.08.2022

Prioro abraza a las merinas

La Fiesta de la Trashumancia vuelve a ser en una exaltación de tradiciones como el pastoreo, la siega, la lucha leonesa, la exaltación del perro mastín o la comida pastoril
                      Un millar de reses llegadas de Extremadura hicieron su entrada en la feria de la trashumancia de Prioro. CAMPOS
Un millar de reses llegadas de Extremadura hicieron su entrada en la feria de la trashumancia de Prioro. CAMPOS

La Fiesta de la Trashumancia de Prioro volvió ayer con todo su esplendor después de dos ediciones condicionadas por la pandemia del covid. El Ayuntamiento de Prioro puso todo en marcha para que este encuentro sea la fiesta de las tradiciones leonesa y de la montaña. La edición de 2020 tuvo que suspenderse por completo y la del año pasado, aunque recuperó parte de las actividades, también se llevó a cabo bajo mínimos. Había ganas de fiestas y de recuperar tradiciones. Esto hizo que cerca de un centenar de niños y niñas se citasen en el corro de lucha leonesa base donde están el futuro de este deporte leonés.

Paralelamente tuvo lugar el concurso exhibición de perros mastines donde se pudieron ver buenos ejemplares de esta raza leonesa. Una vez ya finalizada la cubierta del pabellón cubierto de Prioro ha permitido contra con una instalación muy importante. «Este pabellón nos va a dar mucho juego de cara hacer actividades y no depender de si hace mucho calor o llueve. Este año la comida pastoril estará en este espacio con mejores condiciones», según señalaba Francisco Escaciano alcalde de Prioro.

Las actividades continuaron con una exhibición de esquileo de ovejas. La gente pudo ver la habilidad a la hora de esquilar estos animales que con la llegada del calor necesitan un rapado. Uno de los platos fuertes de esta fiesta de la trashumancia que ha llegado a su 28ª edición fue el concurso de siega con guadaña. Cinco fueron los participantes que a sorteo eligieron su tramo para segar. Es importante la velocidad pero también el dejar el tramo bien segado. El más rápido fue José María del Pozo de Espejos da la Reina seguido de Felipe Pablos de Taranilla.

La mañana finalizó con el plato fuerte que fue la llegada al recinto ferial de un millar de reses merinas procedentes de Extremadura y que tendrán como destino el puerto de Pandetrave. Hace días que la montaña leonesa, tanto los montes del municipio de Boca de Huergano como del municipio de Acebedo han acogido más de 11.000 reses merinas. Van a permanecer en estos montes durante todo el verano para regresas a tierras extremeñas una vez se acerque el periodo invernal.

Llegó el momento de la degustación de la comida pastoril, una comida para recordar lo que ha sido la trashumancia en Prioro, una tierra de pastores trashumantes. Entrada la tarde llegó el momento de la música folk a cargo del grupo Taruko folk y la degustación de roscas y chocolate para finalizar con el sorteo de productos de la montaña.

Prioro abraza a las merinas
Comentarios