martes 07.04.2020
SUCESOS

Un problema con la batería del coche obligó a cambiar los planes y toda la familia de Rogelio Fernández se estrelló en la avioneta

Su mujer y una de sus dos hijas tenían pensado regresar por carretera. Los servicios de rescate encontraron esta mañana los cuerpos de los cuatro en el aparato accidentado
Un problema con la batería del coche obligó a cambiar los planes y toda la familia de Rogelio Fernández se estrelló en la avioneta

Un problema en la batería del coche que acababan de adquirir en Alicante obligó a cambiar los planes de la famila del empresario bañezano Rogelio Fernández. El coche se quedó en el aparcamiento del Aeropuerto de Alicante y toda la famlia subió a bordo de la avioneta que se estrelló ayer por la tarde en una zona de difícil acceso de Cuenca. Fernández, su mujer y sus dos hijas de 22 y 25 años han muerto.

Los servicios de rescate de la Guardia Civil y los bomberos de Motilla del Palancar (Cuenca) encontraron hoy en una zona montañosa de Beamud (Cuenca) los cuerpos sin vida de Rogelio Fernández Alvarez -empresario leonés y aficionado a la aeronáutica-, su esposa y sus dos hijas, de 22 y 25 años. Los cuatro viajaban en la avioneta que el sábado por la tarde se estrelló en la Serranía de Cuenca. Aunque en un principio se pensó que en la aeronave sólo se desplazaban Rogelio y una de sus hijas, este domingo se confirmó lo peor: otra hija y la madre también se encontraban en el aparato siniestrado.

La familia de este constructor había partido en la mañana del sábado desde el aeródromo de Pajares de los Oteros (León) del que Rogelio era impulsor y copropietario. La avioneta, de ocho plazas, llegó a Alicante sin problemas. Ya por la tarde, la familia inició el regreso. La idea era que Rogelio y una de sus hijas retornaran en la misma avioneta al mismo tiempo que su esposa y la otra hija lo harían por carretera en el coche que la famlia había adquirido. Sin embargo, los planes variaron pues el vehículo, estacionado en el aeropuerto de Alicante, "no arrancó por un problema de batería", según confirmó este domingo el alcalde de Pajares de los Oteros, Julio César Fernández.

Así que los cuatro decidieron volver a León en la avioneta desde el aeródromo de Mutxamel (Alicante). En la tarde del sábado, poco antes de que anocheciera, el aparato se estrelló en el Cerro de los Rabadanes de la Serranía de Cuenca por causas que están siendo investigadas. Según el alcalde de Pajares de los Oteros, Rogelio Fernández, conocido entre sus amigos como "Geli", era un experimentado piloto y solía desplazarse en avioneta con frecuencia. Además de haber puesto en marcha un aeródromo en esta comarca a finales del pasado año, había creado una empresa dedicada a alquilar aeronaves y a organizar cursos de formación de vuelo.

En La Bañeza, la consternación es total por la muerte de la familia.

Un problema con la batería del coche obligó a cambiar los planes y toda la familia de...