martes. 05.07.2022

El alcalde de Riaño, Fernando Moreno, manifiesta que hay que esperar a ver lo que va a suceder con las nuevas tecnologías en materia se propulsión de vehículo en lo que se refiere a la utilización de la electricidad. Si bien recordó que en la reunión mantenido con la CHD se había pedido una moratoria para ajustar la fecha de las embarcaciones a los vehículos de motores de combustión, como automóviles normales. No obstante puntualizó que la normativa de CHD se actualiza cada cinco años con el plan hidrológico. «Dentro de cinco años tendremos que volver a revisar este plan ya que volverán a sacar otra regulación. Este es el problema ya que no es una normativa fija, es decir, cada cinco años sale un plan hidrológico y tendremos que luchar para que se mantenga esa cláusula que permita la navegación en el embalse de Riaño con motores a explosión», señala.

El embalse de Riaño respecto a las empresa que utilizan sus aguas dice que están generando una docena de empleos entre fijo y temporales a los que hay que unir el empleo de verano que antes era de tres meses y ahora es de seis meses especialmente en las empresas de restauración.

«Las actividades relacionadas con el embalse son de las que más empleo están generado en la comarca tanto directo como indirecto» y recuerda que son importante estos nuevos plazos dado que la empresas como el barco con una inversión de 400.000 euros no se podía quedar parado. Unos motores con las mismas prestaciones ahora mismo no los hay, por lo que no se podría haber acometido una inversión y «con los nuevos plazos se abre una puerta». Insiste en que las directrices europeas anteponen criterios económicos en zona despobladas.

Moreno además recuerda que la repercusión económica del embalse de Riaño está afectando económicamente a toda la comarca: «Antes Riaño era una zona de paso pero ahora nos hemos convertido en un punto de destino y eso hace que los visitantes vayan a otras zonas como el parque nacional, otros puntos del parque regional, o poblaciones como Sabero y Cistierna».

«El problema es que cada cinco años sale un plan hidrológico»