viernes 21/1/22

«Es complicado encontrar gente para nuestro sector en algunas zonas porque faltan infraestructuras para desarrollar nuestro trabajo. No es un problema pendiente, es de hace muchos años. No queremos subvenciones, queremos que nos ayuden con la reducción de impuestos para implantarse en algunas zonas. Hacen falta inversiones y que a las empresas nos ayuden a desarrollar nuestra labor. Montar servicios en zonas despobladas nos resulta un esfuerzo crucial, porque no podemos afrontarlo. Creo que como todo en la vida, el sector privado avanza más que el público, que sigue como hace 40 años. Necesitamos soluciones de verdad».

«El sector público o no nos entiende o no nos escucha. Media hora más en el sector privado es un coste y cuando las infraestructuras fallan, nos hacen perder mucho tiempo. Si no se ponen las pilas en dejarse de burocracias y van al grano, no vamos a avanzar. Con la pandemia hemos tenido que teletrabajar y yo lo pude hacer gracias a que seis meses antes hubo fibra óptica donde yo estaba. ¿Tan difícil es llevar un cable a una vivienda? A mí me resulta extraño. Tenemos un coste de euro/hora y hay que hacerlo rentable. Si no, no puedo ampliar mi empresa. La administración no tiene problemas de rentabilidad, es un problema complicado hacer ese paralelismo. Yo no tengo capacidad para llegar a la administración ni tampoco tengo su mentalidad».

«El problema de infraestructuras no viene de ahora, es antiguo»