sábado. 04.02.2023

La producción de la DO Tierra de León aumentó el año pasado un 7%

El Consejo Regulador etiquetó durante el 2001 más de dos millones de botellas.
Dos mujeres disfrutan de los vinos Tierra de León en la última feria de la asociación.

La Denominación de Origen Tierra de León sigue creciendo poco a poco año tras año. Si en el 2010 se entregaron 1.868.597 contraetiquetas para otras tantas botellas, en el 2011 el número creció hasta los 2.009.902, lo que supone un aumento del 7%.

El presidente del Consejo Regulador, Manuel Losada, se mostraba ayer muy satisfecho ante estas cifras y señalaba que son el fruto «del esfuerzo del Consejo y de las bodegas que han invertido en promoción y mejora de sus instalaciones».

Más de la mitad de las contraetiquetas, 1.228.737, dispensadas en el 2011 corresponden a vinos rosados elaborados con la variedad autóctona prieto picudo. Algo más de 600.000 fueron para tintos jóvenes, crianzas y reservas y 170.964 para blancos verdejos y albarín.

La contraetiqueta es el sello de calidad que garantiza al consumidor que la botella que lo lleva es realmente Tierra de León.

Tres nuevas bodegas a la vista. Desde la asociación prevén seguir en esta línea de crecimiento y más teniendo en cuenta que durante el presente año 2012 tres nuevas bodegas comenzarán a producir vinos DO Tierra de León.

El Consejo Regulador señala en una nota de prensa que los bodegueros seguirán apostando fuertemente por la variedad prieto picudo para la elaboración de rosados y tintos y por la albarín para los blancos, siendo en la actualidad siete bodegas las que ya califican vino a partir de esta variedad de uva.

Otra muestra más de la pujanza de esta joven Denominación de Origen que nació en el año 2007 es que hace poco más de un mes se presentaba el primer gran reserva. Se trata de un vino elaborado por la bodega Pedro Casis, de Gordaliza del Pino, a partir de una partida de 2.000 litros de uva prieto picudo de la añada 2006. Su gran calidad sorprendió a todos ya que en la cata calificadora consiguió una nota de más de 90 puntos sobre cien posibles. En aquel momento, el director técnico del Consejo Regulador, Alejandro González, afirmó que se trataba de un hito histórico ya se había demostrado las grandes cualidades de la prieto piduco para el envejecimiento en madera, después de que ya hubiera demostrado sobradamente sus condiciones para la elaboración de rosados y tintos jóvenes y con envejecimientos medios. Para que un vino pueda ser considerado gran reserva debe tener, al menos, 60 meses, de los que como mínimo 18 debe haberlos pasado en barrica de roble. En el caso del caldo de Pedro Casis, prácticamente todos los 60 meses estuvo envejeciendo en madera.

La DO Tierra de León se circunscribe a un territorio que ocupa la mitad sureste de la provincia de León y el municipio vallisoletano de Mayorga.

La producción de la DO Tierra de León aumentó el año pasado un 7%
Comentarios