lunes. 06.02.2023

La sangría de datos con la que cada año se agudiza el grave problema de la despoblación en León está desdibujando el paisaje de las ciudades y pueblos de la provincia. En los diez últimos años, es decir, desde 2008 hasta 2018 —últimos datos oficiales ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística—, la provincia leonesa ha pedido 32.475 habitantes, lo que supone un 4,94% de la población total que en el año 2018 sumaba los 462.566 censados. Para hacerse una idea de la gravedad de estos datos, es como si en los últimos diez años los habitantes de las localidades de Astorga, La Bañeza y Sahagún, que suman un total de 24.359 personas, fueran barridos del mapa.

De los 211 municipios que conforman el mapa provincial, 184 han perdido población, mientras que sólo 28 han experimentado ligeros ascensos.

El ránking de provincias que más población han perdido en el último año lo encabeza Zamora (-1,57%), seguida —por este orden— de Ávila (-1,24%, Orense (-1,22%), Ciudad Real (-1,11%), León (-1,10%), Teruel (-1,06%), Segovia (-1,05%), Soria (-099%) y Salamanca (-0,97%).

Donde se han producido los mayores retrocesos han sido en el medio rural.

La provincia ha perdido en los últimos diez años 32.475 habitantes
Comentarios