jueves 17/6/21

El proyecto definitivo para apreciar Omaña

casona murias de paredes_20221133
‘La Casona’ de Murias de Paredes. MARCIANO PÉREZ

El municipio de Murias de Paredes toma el  relevo a San Emiliano y ha sido galardonado en la edición de 2020 con el primer premio en la categoría de entidades locales de menos de 1.000 habitantes por su proyecto ‘Siente Omaña, Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera de los Valles de Omaña y Luna en la Casona de los Condes de Luna’. Se trata de la idea de rehabilitar y poner en valor el edificio ‘La Casona’ y acondicionar un espacio expositivo para dedicarlo a centro de interpretación y centro cultural de la Reserva de la Biosfera de los Valles de Omaña y Luna, unas obras que se han desarrollado a lo largo de diferentes fases, con un presupuesto cercano al millón de euros con financiación de la Junta, la Diputación, el Ministerio de Agricultura y el propio ayuntamiento omañés. El proyecto premiado consiste en la ejecución del espacio expositivo ‘Siente Omaña Alta’, en el que se ha creado una serie de ámbitos en los que el visitante pudiera interactuar y vivir una experiencia orientada a conocer y apreciar los valores naturales y recursos culturales, históricos y etnográficos del municipio y los valles en que se enclava. En total, el espacio, que fue inaugurado el pasado mes de junio por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ocupa tres salas en la planta primera y uno de los torreones. Además, se ha equipado con paneles informativos, mapas, pantallas táctiles y vinilos decorativos y de señalización el vestíbulo y la escalera de acceso al segundo torreón. Las salas temáticas constan de pantallas digitales, equipamiento de sonorización, iluminación técnica adecuada, materiales escenografía, utilería variada y paneles, entre otros elementos.

Los detalles del proyecto

La Casona de los Condes de Luna es una casa palacio de estilo barroco del siglo XVIII. Propiedad de La Fundación Álvarez del Carballo, su restauración comenzó tras la firma del convenio de cesión con esta institución y realizada en diferentes fases, el proyecto recibió el apoyo además del Plan Miner 2010, Programa Leadercal a través del Grupo de Acción Local Cuatro Valles, Diputación de León Plan Infraestructuras, Junta de Castilla y León, Consejería de Fomento para Obras de Interés Arquitectónico, Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura y Turismo, Infraestructuras Turísticas, Diputación de León  (ILC) Reparación, Conservación, Restauración y Rehabilitación del Patrimonio Histórico Artístico de la Provincia de León.

Una vez realizadas las obras de restauración, se abrió la Oficina de Turismo (la única con la que cuenta la comarca de Omaña Alta con personal fijo durante la época estival) y la sede del Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes de la Reserva de Biosfera de los Valles de Omaña y Luna. A partir de 2013 se abrió también el espacio social, dotado de salas de exposiciones y conferencias para la realización de todo tipo de jornadas, talleres, cursos de verano de la Universidad de León, teatro, eventos musicales, reuniones asociativas, etc. 

En 2017-2018 se incorporaron los espacios expositivos de la segunda planta, que incluyen el espacio inmersivo “Siente Omaña” un fantástico viaje virtual y emocional con el que el visitante se acerca a la historia, la cultura y la realidad de Omaña Alta. En su diseño se han utilizado las últimas tecnologías de realidad virtual inmersiva para explicar el patrimonio natural, cultural, histórico y etnográfico.

Su primera sala sumerge al visitante en un tour virtual 360 audioguiado, mediante fotografías panorámicas 360 de los lugares más significativos de la comarca y contenidos audioguiados que utilizan storitelling, efectos sonoros y música. En la segunda sala lo invita a sentarse en una de las plazas de los pueblos de Omaña Alta y disfrutar de una noche estrellada conociendo a través de un audiovisual, los valores naturales, tradicionales y culturales de la comarca. En la tercera sala, el sonido 3D hace más inmersiva la visita, se pueden escuchar los sonidos de los animales del bosque, el agua, las actividades tradicionales, las campanas, entrar en la Reserva de la Biosfera de los Valles de Omaña y Luna sin salir de La Casona . En su cuarta sala, la historia se cuenta en primera persona, se oye, se ilumina y se siente, es un filandón de Omaña Alta.

En La Casona se puede ver cómo eran las escuelas rurales en el siglo pasado o disfrutar de las exposiciones temporales que llenan sus imponentes espacios.

_MG_6208_20214036
MARCIANO PÉREZ

En 2019 se completó el proyecto con la mejora de las infraestructuras incorporando la señalización de realidad aumentada en cada uno de los pueblos del municipio. De esta forma, y a través de la aplicación de realidad aumentada Siente Omaña, el visitante o turista, puede descubrir cada uno de los pueblos a través de una narración audioguiada en castellano, francés e inglés, solo con utilizar el panel marcador ubicado en cada uno de ellos y que permite
la lectura también en español, inglés y braille, mejorando así la accesibilidad del municipio. Tanto el espacio expositivo inmersivo “Siente Omaña”, como la aplicación de realidad aumentada creada, son acciones innovadoras y singulares de acuerdo a los criterios solicitados en las bases de la convocatoria.

Este mismo año se creó la página web sienteomana.com, que también está accesible en castellano e inglés, atrayendo así también a visitantes internacionales a la zona. Es el punto de información y difusión de las actividades de turismo y cultura del municipio e incorpora contenidos innovadores como el tour virtual 360º que también se puede realizar en pantallas interactivas dentro de La Casona, o permite la descarga de los tracks de rutas de senderismo y cicloturísticas de la zona a los dispositivos móviles del usuario (gps, Smartphone, etc). La web incluye además una sección específica sobre el patrimonio cultural de la zona, e información práctica sobre El Camino de Santiago a su paso por el municipio y los principales establecimientos de hostelería y restauración a disposición del visitante.

La mejora de las infraestructuras turísticas del municipio se completa también ese año con la incorporación de iluminación solar sostenible en el exterior de La Casona y una zona de reparación para cicloturistas que cuenta con herramientas, aparcabicicletas y servicios de limpieza. Todo ello realizado de acuerdo a la sostenibilidad económica (apoyo de entidades a través de subvenciones que permiten el menor impacto económico en el municipio) social
(las actividades no interfieren con la vida diaria y la actividad de los vecinos, sino que las apoyan y complementan) y ambiental (bajo impacto de la energía solar y fomento al uso de bicicletas como vehículos más ecológicos, paneles integrados en el entorno natural y realizados con materiales y diseños sostenibles). 

Además de productos diseñados con coherencia y conexión con el territorio, en el proyecto “Siente Omaña” se utiliza una narrativa común, identificativa con las tradiciones orales y escritas de la zona. Se cuidan e incorporan todos los elementos sociales tradicionales que hacen que este territorio haya sido valorado como Reserva de Biosfera por la integración del espacio natural y humano de una forma sostenible.

Está previsto que el proyecto tenga continuidad en el futuro mejorando los espacios expositivos de La Casona con elementos tradicionales y singulares de las viviendas omañesas o la creación de un museo virtual transmedia accesible a través de la propia web. Un elemento que conecte a las generaciones de mayor edad con las más jóvenes a través de experiencias de video y documentales creados específicamente para web.

_MG_6204_20213872MARCIANO PÉREZ

Desde su puesta en marcha, son muchas las entidades y municipios que han puesto en valor el proyecto, dejando constancia de su posible transferibilidad a otros territorios cercanos. El proyecto abre nuevas perspectivas para añadir más espacios o rutas en los diferentes productos, mejorando así la calidad de vida de la población al ofrecerle nuevos servicios de información y difusión de actividades (aplicación, página web), y un espacio de referencia para
socialización, la reunión, la comunicación. 

Este proyecto es fruto de las alianzas y colaboración de todas las administraciones (ver medios humanos y financiación) implicadas durante los más de diez años en los que se llevó a cabo el proyecto. Alianzas que han hecho posible que hoy sea un referente en torno al conocimiento del medio ambiente, de la cultura y la tradición, así como un espacio formativo permanente.

En este empuje resultó fundamental el apoyo del entonces director de Desarrollo Rural del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, Jesús Casas Grandes, y especialmente también la Fundación Álvarez del Carballo con la firma del Convenio de Cesión sin el que el proyecto no hubiera sido posible. En la misma línea destaca el apoyo continuado de la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León y de la Diputación de León y el resto de entidades que de una forma u otra han participado en el desarrollo del proyecto.

Hoy, La Casona es el espacio en el que entidades locales, municipales o supramunicipales desarrollan una viva actividad cada año, contribuyendo además a la desestacionalización de la actividad ya que esta se desarrolla no solo durante el periodo estival, sino que se impulsa
en el resto del año. Muestra de ello son los Cursos de Verano de la Universidad de León y las jornadas organizadas por la Red Natura 2000, la Red Rural Nacional o la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Asociación de Ganaderos de Montaña de León, Fundación
Biodiversidad, Fundación Iberdrola España, Asociación de Periodistas Feministas de Castilla y León o los campamentos urbanos organizados con asociaciones como Laciana Natura.

El proyecto “Siente Omaña” también cuenta con las Juntas Vecinales de los 15 municipios como principales actores vertebradores de la actividad a través de sus eventos culturales y festivos. 

El proyecto definitivo para apreciar Omaña
Comentarios