viernes 28/1/22

Los regantes piensan que la sostenibilidad ambiental debe ir acompañada de la sostenibilidad económica y social, por lo que cada Plan Hidrológico tendría que analizar de manera completa y rigurosa los efectos de los caudales ecológicos. De ahí su recomendación de actuar «con prudencia» en el establecimiento de estos caudales, que a su juicio «no pueden crecer en todos los planes hidrológicos».

Fenacore reitera la necesidad de realizar un análisis jurídico de lo que supondría la aplicación de los caudales ecológicos para las concesiones vigentes. Y remarca que su implantación requiere análisis hidrológicos y económicos, puesto que no es gratuita: tienen costes sociales y económicos que la sociedad debe conocer con transparencia.

Los regantes también reclaman una disposición reglamentaria para poder firmar dos contratos eléctricos al año, lo que según sus cálculos les permitiría ahorrar «al menos un 20% de sus costes eléctricos, contribuyendo asimismo a producir más alimentos usando menos agua y energía». Otra de las denuncias se refiere a que apenas se ha ejecutado un 19% de la inversión prevista en los planes hidrológicos de ciclos anteriores aunque confían en que «los fondos europeos sirvan para impulsar de manera decidida la modernización de regadíos».

Prudencia en el establecimiento de los caudales ecológicos
Comentarios