martes 07.07.2020

Prueba de fuego para los diputados leoneses

Aún no tiene fecha para su debate en el Congreso, pero la Proposición No de Ley registrada por Izquierda Plural contra el tendido eléctrico en la Cámara Baja amenaza con ser un mal trago para los diputados leoneses. Las cuestiones que serán sometidas a votación son dos y muy concretas: «eliminar del Plan Energético Nacional el proyecto de línea eléctrica entre Sama (Asturias) y Velilla del Río Carrión (León)» —aunque en realidad es Palencia—, e «instar a Red Eléctrica Española a responder inmediatamente a las 25.000 alegaciones al borrador de Impacto Ambiental, remitidas por colectivos y particulares de la provincia de León».

El envite está servido y en la votación se verá con quién están las lealtades de los políticos leoneses con escaño en el Congreso. Basta recordar que las direcciones provinciales de PP y PSOE se han posicionado en contra de la línea en reiteradas ocasiones, un pronunciamiento que nunca se consiguió que atravesara las fronteras de León. La Junta —con gobierno del PP— se alineó con el Principado —entonces bajo mando socialista— para desbloquear el proyecto y nadie logró que el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fuera más allá de reconocer la existencia de «un problema» con el proyecto y la necesidad de «hacer compatibles» torretas y paisaje.

El trazado, que amenaza con apuñalar 80 kilómetros de la montaña con torres de hasta 72 metros de altura y bases de 100 m2 con doble circuito incluido, atraviesa territorios declarados por la Unesco como Reserva de la Biosfera y que forman parte de la Red Natura 2000. El texto presentado por IU en el Congreso lo deja meridianamente claro: «La decisión de ejecutar la autopista eléctrica no tiene ningún fundamento técnico es mera y exclusivamente una decisión política».

Prueba de fuego para los diputados leoneses