jueves 26/11/20
Política

El PSOE denuncia falta de inversiones en la sanidad rural para afrontar los rebrotes

Recogen más de 2.500 reclamaciones en la provincia desde julio por deficiencias en el servicio
Diego Moreno, Nuria Rubio y Maria Isabel Fernández Marassa, ayer en rueda de prensa. DL
Diego Moreno, Nuria Rubio y Maria Isabel Fernández Marassa, ayer en rueda de prensa. DL

El PSOE de León recriminó ayer a la Junta de Castilla y León haber abandonado la Sanidad durante la segunda ola de la pandemia, una decisión, afirma, que repercute directamente en la salud de los leoneses y con la que el mundo rural se lleva la peor parte.

«Tres meses después de la finalización del estado de alarma la Junta no ha invertido ni 1 euro en reforzar nuestro sistema sanitario público, al contrario, cerrando los consultorios locales lo ha debilitado», declaró el coordinador del área de Sanidad, Diego Moreno.

Añade que el Gobierno autonómico «no ha hecho nada para mejorar las infraestructuras, ni para aumentar las dotaciones de equipamiento. No ha reforzado las plantillas y, lo que es peor, no ha contratado personal para sustituir las vacaciones de los sanitarios».

«Afrontamos la siguiente ola de coronavirus con los mismos recursos, sin que no hayan servido los meses de tregua», agregó.

Moreno ha insistido en que la pasada semana los representantes leoneses del PP y Cs en las Cortes votaban en contra de acelerar las inversiones que necesita la provincia, tales como el centro de salud de Sahagún, de Villaquilambre y de Pinilla, y los de especialidades de Ponferrada II y de Cistierna, así como el acelerador lineal del Hospital del Bierzo y la ampliación de las camas UCI.

La secretaria de Sanidad, María Isabel Fernández Marassa explicó que el PSOE de Castilla y León alcanzó un acuerdo con la Junta a cambio de que se mantuviera la consulta en los pueblos, una promesa «incumplida».

«Aceptamos que en esta situación excepcional se establezca la cita previa, pero ni se ha reforzado el sistema para garantizar la atención inmediata, ni se han puesto facilidades para las personas más vulnerables. En definitiva, cuando más carga asistencial hay en las zonas rurales de nuestra provincia, menos médicos hay de servicio y el sistema es más inaccesible», ha aclarado.

Marassa también ha puntualizado que, durante el confinamiento, según datos de la Junta, contrataron a más de 4.000 profesionales y que el PSOE pidió que alargaran sus contratos.

«No se nos escuchó y el día después de finalizar el estado de alarma se despidió a la mayor parte de estos sanitarios que, lógicamente, fueron contratados por otras Comunidades», afirma.

Reclamaciones

El 30 de julio el PSOE León inició una campaña a nivel provincial para que las personas pudiesen denunciar las deficiencias del sistema público de salud.

«Preparamos un documento para que los leoneses y las leonesas pudieran hacernos llegar sus quejas y trasladar sus exigencias a la Administración. La campaña se ha extendido a toda la provincia, a través de unas hojas de reclamación que siguen estando disponibles en la sede provincial del PSOE de León y que se pueden solicitar a todos los cargos públicos», ha argumentado la secretaria de Organización, Nuria Rubio.

La procuradora socialista ha contabilizado más de 2.500 reclamaciones en las que se exponen situaciones y propuestas concretas.

«Además, también se han recogido a mayores más de 7.000 firmas que exigen a la Junta soluciones urgentes que frenen el desmantelamiento de la sanidad en las zonas rurales. En total hablamos de casi 10.000 quejas», ha precisado.

El PSOE denuncia falta de inversiones en la sanidad rural para afrontar los rebrotes