martes 12.11.2019

El puente de hierro regresa a Sopeña para erguirse ahora en la playa fluvial

El puente de hierro regresa a Sopeña para erguirse ahora en la playa fluvial

El puente de hierro que en otro tiempo salvaba el río Tuerto en la carretera de Pandorado (LE--451) a la altura de la localidad de Sopeña de Carneros ha regresado a la localidad, aunque ya no volverá a aguantar el peso de los vehículos. Como se había proyectado, el viaducto, como patrimonio de la ingeniería del metal en el municipio de Villaobispo de Otero, formará parte ahora de una zona de ocio, situada en las inmediaciones de la playa fluvial del pueblo.

El puente fue sustituido por uno de nueva factura con el arreglo de la carretera, de titularidad autonómica, para lo que se dividió en diferentes partes. Con la obras de la zona de ocio ya en marcha, la estructura comenzó a levantarse ayer con ayuda de una pluma y los sopletes que sirvieron para desmantelarlo en noviembre de 2008 se utilizaban ya para ensamblar de nuevo sus partes, de manera que ayer ya se podían observar partes erguidas.

La restauración. Antes de su regreso a la Cepeda, el puente se ha restaurado con el fin de que recupere el aspecto que tenía cuando se construyó en 1911. Así, las pasarelas peatonales que lució en su última época se han eliminado, ya que éstas se añadieron para evitar el atropello de los peatones.

Según el alcalde de Villaobispo de Otero, el puente podría quedar instalado mañana, a falta de remates que quedarían para la semana próxima. Con el resto de la obra planteada, el paseo aún deberá pavimentarse. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente acomete las obras, adjudicadas en 360.112 euros a la empresa Tecsa.

El puente de hierro regresa a Sopeña para erguirse ahora en la playa fluvial