martes 26/1/21
Medio Ambiente

Quiñones anima a todas las reservas de la biosfera a unirse en la Gran Cantábrica

Morán aseguró que antes de que finalice este mandato de la Diputación todos los pueblos contarán con internet
Suárez-Quiñones y Morán ayer durante la inauguración de La Casona. MARCIANO PÉREZ
Suárez-Quiñones y Morán ayer durante la inauguración de La Casona. MARCIANO PÉREZ

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, cree que se deberán buscar fórmulas de mancomunidad de Reservas de la Biósfera para la adecuada promoción de cada una de ellas, tal y como aseguró ayer en la presentación de La Casona de Murias de Paredes como centro de interpretación de la Reserva de la Biósfera Omaña-Luna.

En este sentido, el consejero afirmó que «sin duda alguna, insistiremos en buscar esa unión para esa Gran Reserva Cantábrica porque podría tener una gran presencia nacional e internacional»; pero matizó que «siempre bajo una mancomunidad para que los municipios de las determinadas Reservas no pierdan su identidad y conserven su propio nombre, infraestructura y características cada una de ellas».

En estos espacios naturales protegidos, Suárez-Quiñones ve una oportunidad «impresionante» de futuro y de turismo. «Esta pandemia nos ha hecho mirar hacia lo nuestro», resaltó, a la par que ensalzó que «León tienen las figuras de los espacios de las Reservas, siendo un privilegio que hay que vivirlo».

Unas reservas que según el consejero tienen el apoyo técnico de la administración y en cuanto las circunstancias económicas vayan mejorando «esperamos dar una ayuda económico simbólica»; ya que no dudó en garantizar que la gestión de las reservas necesita de más infraestructura técnica y medios humanos.

Nuevo espacio

La Casona de Murias de Paredes se convierte en centro de interpretación de la Reserva de Omaña-Luna

En cuanto a La Casona, las obras finales de rehabilitación del edificio para acondicionar este espacio expositivo y dedicarlo a centro de interpretación y centro cultural de la Reserva de la Biosfera de los Valles de Omaña y Luna contaron con una subvención de la Junta por importe de 116.000 euros, con lo que se ha incorporado el ascensor, los aseos, los accesos a los torreones, las instalaciones de electricidad y protección contra incendios. Además, se ha ejecutado el espacio expositivo ‘Siente Omaña Alta’, donde se ha creado una serie de ámbitos en los que el visitante pudiera interactuar.

La rehabilitación ha sido financiada en diversas fases, y también ha tenido apoyo económico de la Diputación de León, cuyo presidente, Eduardo Morán, también estuve presente en la inauguración, quien afirmó que «hace falta gente que apueste por los pueblos porque el mundo rural tiene futuro».

A jucio de Morán, «al medio rural hay que darle la oportunidad de que tenga los mismos medios que las ciudades». Por ello, aseguró que antes de finalizar su mandato «todos los pueblos van a tener internet»; puesto que «es unos de los servicios más deficitarios y se ha podido observar durante estos momentos difíciles que desde los pueblos se pueda hacer mucho cosas, entre ellas trabajar, pero para ello hay que poner los medios», enfatizó.

Desde ayer, Murias de Paredes disfruta de un nuevo espacio para vivir una experiencia orientada a conocer y apreciar los valores naturales y recursos culturales, históricos y etnográficos del municipio y sus valles.

Quiñones anima a todas las reservas de la biosfera a unirse en la Gran Cantábrica
Comentarios