lunes 25/1/21
Ganadería

Quiñones respalda el impulso a la trashumancia para mejorar el sector

El consejero muestra su apoyo al proyecto Ovinnova que busca preservar la biodiversidad
Ángel Alonso, Juan Carlos Suárez-Quiñones, el pastor Pepe Morgado y Avelina Vidal. CAMPOS
Ángel Alonso, Juan Carlos Suárez-Quiñones, el pastor Pepe Morgado y Avelina Vidal. CAMPOS

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participó ayer en el Ecomuseo de la Lana Merina Trashumante de Salamón, en un acto sobre la trashumancia, en el que mostró su apoyo a las iniciativas como la del proyecto Ovinnova, presentado para mejorar la competitividad de este sector.

En este acto estuvo acompañado por la diputada de Desarrollo Rural, Evelina Vidal, y el alcalde de Crémenes, Ángel Alonso.

El consejero recordó el apoyo de la Junta a la mejora de los principales pastaderos utilizados por el ganado trashumante en los puertos así como en la conservación y mejora de las infraestructuras de la red de vías pecuarias de Castilla y León.

Tradición

El consejero apuesta por recuperar el patrimonio que representa para la provincia la trashumancia

«Un trabajo fundamental es el mantenimiento y mejora de la Red de Vías Pecuarias de Castilla y León, con más de 32.000 km (la más extensa de España), lo que representa más del 25% del total de la red nacional. La Junta de Castilla y León trabaja en su conservación y mejora, adecuándola a los nuevos usos. El uso pecuario tradicional ha perdido relevancia y todo hace prever que el uso público recreativo se convierta en el principal de la mayor parte de la red», resaltó.

Además, destacó que «es tarea de todos recuperar este valioso patrimonio cultural, natural e inmaterial, que constituye la trashumancia, pero gracias, sobre todo, a los pastores, a los ganaderos y a los propietarios de los puertos, que son los auténticos protagonistas del trabajo que permite mantener esta actividad, en el objetivo de mejorar las condiciones de los chozos», para que dispongan de luz eléctrica, de agua caliente y una ducha, y de repetidor de teléfono, para que mantengan el contacto con los suyos y para garantizar el futuro de esta actividad. Este proyecto incide en el impulso de la trashumancia a través de la creación de un nuevo modelo de negocio que contribuya a preservar la biodiversidad.

Tras la visita a un rebaño de ovejas, la jornada finalizó con la degustación de lechazo en el paraje de la ermita del Roblo.

Quiñones respalda el impulso a la trashumancia para mejorar el sector