sábado 21/5/22

A fin de buscar una solución a la queja que han realizado los taxistas de Caín, el Procurador del Común, Tomás Quintana, insta al Ayuntamiento de Posada a ordenar la disposición de la parada de taxis de la localidad de Caín de Valdeón, así como el acceso y estacionamiento del resto de vehículos, en particular de aquellos que puedan estar destinados a actividades de turismo activo, de tal modo que se contribuya a eliminar la posible confusión que de forma interesada se pueda infundir a los usuarios sobre los servicios prestados por cada sector. «En particular, sería oportuno prohibir o limitar que los vehículos a motor, en particular los de la categoría de aquellos que son utilizados por empresas de turismo activo, puedan acceder o permanecer en el espacio existente entre la parada de taxis de Caín de Valdeón y la zona en la que comienza y finaliza la Ruta del Cares». Quintana insta a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a mantener una especial acción de vigilancia y rigor sancionador para que, en el marco de lo dispuesto en la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, no se realicen traslados de senderistas no amparados en la autorización habilitante de la empresa. También pide a la Consejería de Cultura y Turismo que, dados los antecedentes relacionados con los incumplimientos de la empresa, se intensifique la labor inspectora en lo relativo al cumplimiento de la normativa reguladora del turismo relativo a la correcta identificación que puedan hacer los posibles usua-

rios.

Quintana apuesta porque los 4x4 no vayan más allá de la parada
Comentarios