lunes 09.12.2019
Oseja de Sajambre

Reabren al tráfico la N-625 a la altura de Los Beyos

Los trabajos han durado más de cinco meses, con cortes alternativos de la carretera
Las balizas se han retirado definitivamente del tramo. CAMPOS
Las balizas se han retirado definitivamente del tramo. CAMPOS

La carretera de Los Beyos (N-625), que comunica León con Asturias por Oseja de Sajamabre, ha quedado abierta al tráfico tras más de cinco meses cerrada como consecuencia de las obras para reparar los daños ocasionados por un argayo. La actuación ha supuesto una inversión de 1,6 millones de euros. Los trabajos han estado localizados en Camporriondi (Amieva), el tramo de carretera N-625 que une Arriondas y Cangas de Onís con León por el puerto del Pontón. Estas zonas se vieron afectadas por hundimientos y deslizamientos durante las lluvias del mes de enero. Desde entonces, el vial estuvo cerrado al tráfico para vehículos pesados. Solo se permitía el tránsito de turismos, una movilidad regulada con semáforos.

 

Con esta apertura se da solución a la principal vía de comunicación del valle de Sajambre con la vertiente asturiana, que se vio interrumpida tras un hundimiento de la carretera por la caída de un argayo. Desde el primer momento la preocupación fue mantener la comunicación para el transporte escolar, lo que obligó a utilizar otras vías de comunicación que, según se señalaba desde el Ayuntamiento de Oseja de Sajambre, no eran muy recomendadas en periodo de invierno o de temporales. Con la llegada del verano, se colocó un semáforo para dar paso alternativo. También se delimitó una horario en que la carretera permanecería cerrada para dar continuidad a los trabajos.

 

La mayor preocupación de los responsables municipales era que las obras finalizasen cuanto antes, dado que la llegada del invierno podía generar problemas en esta vía de comunicación.

 

Durante los meses de septiembre y octubre el corte del tráfico comenzó a las 8.15 horas hasta las 20.00 horas, aunque se permitía el paso del transporte escolar. Además, de lunes a viernes, entre las 13.30 horas y las 15.00 se permitía el paso de todo tipo de vehículos, salvo transportes especiales. Los sábados, domingos y festivos la carretera permanecía con un carril abierto permitiéndose el tráfico alternativo regulado por semáforos a todos tipo de vehículos, salvo transportes especiales. Esto hizo que los trabajos pudiesen acelerarse de cara a tener abierta definitivamente la carretera antes de la llegada del invierno.

Reabren al tráfico la N-625 a la altura de Los Beyos