jueves 17.10.2019
OSEJA DE SAJAMBRE

Reanudados los trabajos para fijar la ladera junto al túnel de Los Beyos

La N- sufrió un desprendimiento el pasado mes de febrero
Zona de la N-625 donde se produjo el desprendimiento de rocas el pasado invierno. CAMPOS
Zona de la N-625 donde se produjo el desprendimiento de rocas el pasado invierno. CAMPOS

El Ministerio de Fomento retomó ayer la ejecución de las obras de ‘Reparación de laderas y sostenimiento de taludes en la carretera N-625’ a su paso por Oseja de Sajambre, en la provincia de León, que tienen por objeto evitar desprendimientos de piedras y rocas de las laderas del desfiladero de Beyos y mejorar la seguridad vial en zonas donde se produjeron argayos durante la pasada campaña de vialidad invernal.


Hasta ahora no se había podido iniciar los trabajos de estabilización del talud y las laderas con vegetación por los condicionantes ambientales, al situarse la zona en Parque Nacional, donde es preceptivo respetar el periodo de nidificación y cría de aves, que comprendía los meses desde abril a agosto, ambos inclusive.

 

Las obras que hoy se reanudan, incluyen trabajos de proyección de hormigón sobre las superficies y anclajes de bulones al terreno sobre un talud de roca en el punto kilométrico 129,200, en el término municipal de Oseja de Sajambre, para lo cual será necesario realizar cortes entre los puntos kilométricos 129,000 y 129,680. Según se ha informado al ayuntamiento de Oseja de Sajambre se tardarán seis días en realizar estos trabajos.

 

Para minimizar las afecciones al tráfico y facilitar el transporte público en general y el escolar en particular, de lunes a viernes se permitirá el paso de vehículos en las franjas horarias comprendidas entre las 8.15 y las 8.30 por las mañanas y entre las 13.30 y las 15 por las tardes -en este último caso con cortes puntuales de una duración máxima de diez minutos-. Fuera de los horarios de corte total establecidos, se habilitará el paso alternativo de vehículos por un carril regulado por semáforos. Los sábados y domingos quedarán habilitados los dos carriles para la circulación de vehículos. Las afecciones al tráfico se han coordinado para hacerlas coincidir con las obras de reparación en el tramo de la N-625 del desfiladero de Camporriondi (Asturias), también en ejecución. Los cortes de carretera se harán coincidir tanto en la zona de Camporriondi como en la zona de Oseja de Sajambre para perjudicar lo menos posible al transito de vehículos.

 

Esta zona de la carretera N-625 sobre la que ahora se vuelve actuar es donde se produjo un desprendimiento en el pasado mes de febrero que tuvo cortada la carretera durante una semana hasta que las máquina lograron despejarla de nuevo para el tránsitos de vehículos. Concretamente ese encuentra a unos trescientos metros entre el límite de la vertiente de León y la vertiente de Asturias junto a la boca del tunel de Los Beyos.

 

El alcalde de Oseja de Sajambre Antonio Mendoza manifestó que espera que la totalidad de las obras finalicen lo antes posible y «se abra cuanto primero mejor» dado que por la carretera «de la parte de arriba ya no se puede transitar como consecuencia del mal tiempo y la lluvia a lo que hay que unir las hojas que caen en la calzada». Además precisó que «iremos peleando mes a mes sino finalizan las obras de Camporriondi para ver cómo se va abriendo al tráfico la carretera», según Mendoza.

Reanudados los trabajos para fijar la ladera junto al túnel de Los Beyos