sábado. 04.02.2023
PROFESIONALES DE LA MONTAÑA

Reclaman que la alerta sobre aludes informe del riesgo en toda la cordillera

La Aemet sólo ofrece datos de Picos de Europa que se extrapolan a toda la montaña.
El riesgo de aludes en toda la cordillera Cantábrica es en estos momentos elevado.

Oviedo acogió ayer el primer Encuentro de Profesionales de la Montaña en Asturias, organizado por el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), y que durante ayer y hoy reúne a más de 60 profesionales del sector, como miembros del Greim (Grupo de Rescate e Intervención de Montaña) de la Guardia Civil, guías profesionales de alta montaña y guardas de refugios.

Entre las ponencias de esta primera jornada destacó la de los responsables del 112 de Asturias, que hablaron de cómo actuar cuando se sufre una avalancha de nieve y de como prestar los primeros auxilios en los distintos accidentes que se pueden sufrir en la montaña.

En este sentido, los aludes de nieve centraron gran parte de la jornada, ya que en estos momentos existe un importante riesgo de sufrir avalanchas de nieve en toda la cordillera cantábrica. Por este motivo, la Asociación Española de Guías de Montaña (AEGM), exigió que la información de aludes se haga extensible a todos los puntos de la Cordillera Cantábrica ya que en estos momentos los boletines de la AEMET, que se realizan desde Zaragoza, solo dan información de la situación de los Picos de Europa. «El riesgo de aludes existe en toda la montaña, y deberíamos tener información precisa ya que las avalanchas ocurren constantemente en otros muchos puntos de la cordillera», explicó el guía de montaña Martín Moriyón. En este sentido, se informó de la manera en la que hay que interpretar estos boletines de aludes, ya que «normalmente se extrapola la información que remiten de la situación de Picos al resto de las zonas de montaña de León, lo cual es un error».

Moriyón aseguró que el riesgo de aludes es ahora mismo muy alto. De hecho, aseguró que la semana pasada se produjo uno en la estación asturiana de Fuentes de Invierno que atravesó una pista entera. «Afortunadamente la estación estaba cerrada y no había esquiadores», aseguró este guía de montaña que afirma que «hay avalanchas prácticamente a diario, lo que pasa es que casi no nos enteramos porque ocurren en zonas en las que normalmente no hay gente». Por último tanto él como su compañero en la AEGM, Fernando Calvo, recordaron que para que se produzca la muerte de una persona no hace falta que se produzca y gran alud, con un pequeño desprendimiento ya que hay un riesgo significativo. Por eso insistieron en la necesidad de ir muy preparado en la montaña, y equipado con dispositivos Arva, para prevenir este tipo de accidentes.

La jornada también habló de los rescates en la zonas de alta montaña, en las intervenciones de los helicópteros y de los «puntos negros» de la vertiente asturiana de Picos de Europa.

Reclaman que la alerta sobre aludes informe del riesgo en toda la cordillera
Comentarios