martes. 27.09.2022

La tercera modificación presupuestaria del pleno, de 154.800 euros, se refería al Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Sepeis, para el que también se dio el visto bueno a varios cambios en la Relación de Puestos de Trabajo. Con ello, el jefe del Sepeis pasará a llamarse oficial superior, para adaptarse a la legislación, y 16 plazas de bomberos fueron amortizadas para convertirse en 16 plazas de cabo. Asimismo, cuatro plazas de cabo pasaron a ser cuatro plazas de sargento. En este punto, Castañón reclamó «transparencia, agilidad y claridad» para la puesta en marcha del servicio en la provincia, que «esté coordinado y con la oposición escuchada». «Esto es consecuencia de no tener la memoria hecha anteriormente y no vale responsabilizar a otras administraciones», afirmó el portavoz popular, quien acuso al equipo de gobierno de tener paralizado casi dos años la tramitación del servicio. Por su parte, Villarroel consideró que el Sepeis ha salido adelante «en un tiempo prudencial» y pidió que el proceso de selección de personal se haga «con la mayor transparencia».

Morán, por su parte, calificó como una «chapuza» el plan para el Sepeis elaborado la pasada legislatura «porque no se ajustaba a la legalidad». «Hemos conseguido que el Gobierno de España nos permita contratar a los funcionarios» en los presupuestos generales, y en paralelo «hemos estado en marcha para poner en marcha las cosas», como volver a licitar los parques. «Ya está bien de incordiar en esta cuestión», reclamó el presidente provincial, «cuando empieza a ver la luz». «Nos quieren responsabilizar de un error que no hemos cometido» y reafirmó que en este 2022 «ya estará en funcionamiento».

Finalmente, Castañón reclamó «respeto» a Morán «para los técnicos de esta casa que elaboraron la memoria anterior.

La reestructuración del Sepeis deja cuatro sargentos y 16 cabos