lunes. 06.02.2023

El proyecto de ley para la creación de las ubost rurales (unidades básicas de ordenación y servicios en el territorio), figura creada en la ley para la prestación de los servicios por la Junta, quedó bloqueado en la pasada legislatura ante la falta de acuerdo entre PP y PSOE, quienes fueron los que aprobaron la primera norma por consenso en 2013.

El PSOE de Castilla y León se desligó de los mapas rurales al considerar que no se blindaban los servicios en el territorio, algo que siempre ha negado el PP. En esta nueva etapa, para cerrar el modelo, Igea plantea que no haga falta una mayoría cualificada —se recogió así al ser un asunto de comunidad— para su aprobación.

En el pasado mandato, la ausencia de los mapas rurales deja en el aire la aprobación de la cartera homogénea de las mancomunidades de interés general y de los consorcios provinciales de servicios generales, vinculada a las Ubost, igual que el proyecto de ley de por el que se regula el Fondo Autonómico de Compensación y en paralelo el Plan Plurianual de Convergencia Interior.

Una reforma que se topó con el rechazo del PSOE
Comentarios