miércoles. 17.08.2022

Los regantes culpan a la CHD de la falta de agua en las zayas del Duerna

Confederación confirma que prioriza el abastecimiento humano a la fauna piscícola de los canales .
Las zayas de Castrillo de la Valduerna y Destriana volvieron a amanecer secas el pasado jueves. DL

PABLO RIOJA | REDACCIÓN

Las comunidades de regantes de San Salvador y de Castrillo de la Valduerna están indignadas con la Confederación Hidrográfica del Duero por la sequía total que viven sus zayas desde que el pasado 26 de junio les obligasen a cerrar estos canales históricos que se nutren de las aguas del río Duerna. «Nosotros no somos los culpables de que se hayan secado, sólo cumplimos órdenes de la comisaria de Aguas», denuncian. La escasez de lluvias ha provocado que desde la CHD hayan tenido que restringir el riego por semanas en numerosas zonas de la provincia.

Los primeros cortes totales se produjeron el pasado 26 de junio, aunque la normalidad se restableció el pasado lunes al abrirse de nuevo las compuertas. El problema se agravó ayer, cuando las zayas volvieron a amanecer sin agua y con toda la fauna piscícola muerta una vez más. Desde Confederación confirman que efectivamente son ellos quienes han obligado a los regantes de la zona a cerrar las zayas por completo porque «ante esta situación crítica debe primar el abastecimiento humano» antes que «las pocas especies que habitan en esos canales naturales», señalan fuentes de la CHD. Asimismo, insisten en que es preferible que el caudal del río Duerna esté a salvo a otros arroyos menores. «Si la falta de agua afectase al Duerna el desastre ambiental sería muchísimo más grave».

El «exceso de riego» en la zona sería el causante de que los arroyos se hayan secado a mitad de semana, como explican desde la Confederación Hidrográfica del Duero.

Ambas comuninades de regantes aseguran que ya han emitido un escrito a la CHD exigiendo que les eximan de la aplicación del sistema de turnos de riego a jornadas alternas «porque nuestros cultivos no se abastecen de aguas de ningún pantano». Sin embargo, desde Confederación les recuerdan que la norma es «obligatoria» para todos los ríos que dependan de ellos y que mientras la sequía continúe seguirán restringiendo el paso de agua en las zayas.

Los regantes culpan a la CHD de la falta de agua en las zayas del Duerna