domingo 22/5/22

La remolacha pierde a un 35% de los agricultores y un 19% de su superficie

En León quedan 904 de 1.320 cultivadores y las hectáreas bajan de 6.491 a 5.250.
La lluvia ha retrasado este año las labores en el campo y la siembra.

El número de cultivadores de remolacha se ha reducido en un 31,5% si se compara el dato facilitado ayer por Asaja, 904, con el que recoge el informe El cultivo de la Remolacha, que publicó en enero la Consejería de Agricultura y Ganadería, según el cual el número de declaraciones de la Política Agraria Común que recogen el cultivo fue de 1.320 en el 2.011.

Según estos datos, el descenso de agricultores que siembran remolacha es de 416 en los dos últimos años, al igual que ha caído la superficie destinada a la raíz, «que ha pasado de las 6.491 hectáreas cultivadas en 2012, a 5.250 hectáreas sembradas este año, lo que representa una bajada de 1.241 hectáreas y por lo tanto un 19,1%», indicó ayer la organización profesional Asaja en una nota de prensa. A los datos de siembra de la campaña 2013/2014 habría que añadir los del 2011, en el que la remolacha ocupó 7.200 hectáreas en la provincia.

Asaja advierte en un comunicado de prensa que de los 904 cultivadores que quedan en la provincia sólo uno se encarga del «13,3% de la superficie, unas 700 hectáreas»: la mercantil propietaria de la fábrica azucarera de La Bañeza, AB Azucarera Iberia, S.L. La caída de la siembra, explica Asaja, ha llevado a la empresa a suscribir acuerdos con agricultores y propietarios de terrenos para la siembra de la superficie apuntada, que podría alcanzar «una producción próxima a las 70.000 toneladas de raíz».

El sindicato agrario señala su respeto por la estrategia de la compañía, pero indica que «no es el futuro» y espera que se trate de «una medida para salir al paso en un año excepcional» y aboga porque industria y agricultores lleguen a acuerdos «que fije condiciones interesantes para ambas partes» para el próximo año, lo que pasa por «una buena negociación en Bruselas que garantice el sistema de cuotas y unos apoyos públicos para compensar los factores de menos competitividad de nuestro país».

«Siembra considerable»

Por su parte, AB Azucarera Iberia manifestó ayer en un comunicado que las siembras en la zona norte alcanza 18.000 hectáreas, «una cifra considerable teniendo en cuenta las adversas condiciones climatológicas» de este invierno — el dato contrasta con el que aportaba Asaja en su nota, que contabilizaba en 23.024 las hectáreas en Castilla y León—.

Los problemas que han llevado a parte de los cultivadores a abandonar el cultivo al no poder preparar el terreno pro el exceso de agua se ven compensados, apunta Azucarera Iberia, por «la excelente implantación del cultivo, con una población de plantas muy alta y homogénea y sin apenas casos de resiembra».

La abundancia de agua en los embalses garantiza completar la campaña de riego, lo que sumado al «probable» retraso en la apertura de las fábricas «reducirá considerablemente» el impacto sobre los rendimientos que se deriva de una siembra tardía, apunta la nota.

La remolacha pierde a un 35% de los agricultores y un 19% de su superficie
Comentarios