lunes. 08.08.2022
El alcalde de La Bañeza, José Miguel Palazuelo, ayudó con el reparto de raciones. RUBÉN PRIETO

La Feria del Chorizo de La Bañeza se despidió ayer por todo lo alto con el popular reparto de tartaletas entre los asistentes. Cerca de mil raciones de chorizo con huevos y patatas se repartieron ayer a tres euros la tartaleta, lo que hizo que la plaza Mayor se llenara de personas deseosas de degustar este preciado embutido leonés. Desde el viernes, La Bañeza se ha convertido en la capital del chorizo con un total de 23 expositores rendidos a este producto, que en todas sus modalidades, marcas, sabores y procedencias —había embutido procedente de Zamora, Salamanca, Guadalajara, Cáceres o Jaén— han cautivado al numeros público asistente que ha sido muy numeroso, según los organizadores.

Esta feria se consolida un año más como uno de los eventos gastronómicos del año en el municipio, tanto por la afluencia de visitantes como por las actividades programadas.

El reparto de tartaletas cierra tres días de culto al chorizo
Comentarios