martes 20.08.2019
SUCESOS

Rescatada la piloto de un ala delta de la copa de un haya

La dificultad de la operación obligó a intervenir al Greim, apoyado por la Uhel
Rescatada la piloto de un ala delta de la copa de un haya

Agentes de la Guardia Civil del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) y del Servicio Aéreo, con bases en Sabero y La Virgen del Camino, respectivamente, rescataron el domingo a una piloto de parapente que había quedado atrapada entre las copas de un hayedo en Pomar de Valdivia, localidad de la montaña palentina. La mujer, de unos 65 años y con domicilio en Cantabria, había despegado de un cerro cercano y, por razones que se desconocen —quizá por el viento que corría—, perdió el control del ingenio para ‘aterrizar’ sobre el hayedo. Lo cerrado del bosque permitió que varios árboles sujetaran el planeador, cuyo peso supera ligeramente los 30 kilos en gran parte de los modelos, a los que deben sumarse los del tripulante. Su ocupante, que resultó ilesa, fue la que avisó a los servicios de emergencias con su teléfono móvil.

Un greim trepa por el tronco hacia el planeador. DL

La Unidad de Helicópteros de la Virgen del Camino se encargó de trasladar a un equipo de especialistas del Greim hasta el lugar del incidente, donde se encontraban agentes de seguridad ciudadana, que se habían trasladado con el fin de asistir a la piloto hasta la llegada de los rescatadores.

TÉCNICA FORESTAL

Los miembros del Greim emplearon la técnica que se utiliza en las labores forestales para progresar por el tronco de un haya y llegar a la mujer, que se encontraba a una altura aproximada de 20 metros. La deportista, con experiencia en la especialidad, se mostró tranquila durante todo el rescate, pese al movimiento de los troncos, más fino que en otras especies y con menos diámetro en su copa.

El especialista que alcanzó a la piloto la aseguró a su cuerda para descolgarla hasta el suelo. La mujer había permanecido entre dos horas y media y tres en la estructura que la sujetaba al aparato. Posteriormente, los agentes aseguraron el ala delta para bajarla, labor que resultó especialmente penosa dadas las dimensiones del ala: unos diez metros de envergadura y cuatro desde el morro a su extremo trasero.

Rescatada la piloto de un ala delta de la copa de un haya