jueves 27.02.2020
´Medio Ambiente

Las reservas de la biosfera reclaman más financiación para ser eficaces

Las de Léon necesitarán quintuplicar sus ingresos para tener niveles óptimos de gestión
Ruta por el valle del río Faro, en la reserva leonesa de Los Argüellos. DL
Ruta por el valle del río Faro, en la reserva leonesa de Los Argüellos. DL

El Consejo de Gestores de la Red Española de Reservas de la Biosfera, celebrado el pasado miércoles en la localidad segoviana de Valsaín, puso de manifiesto la pronunciada desigualdad con la que se gestionan los 52 espacios declarados por la Unesco en España. Así lo declaró tras el encuentro la presidenta de la Red de Gestores de Reservas de la Biosfera de España, la leonesa Beni Rodríguez, que trasladó al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, la necesidad de dotar a todas ellas de una «estabilización presupuestaria», sobre todo después de que el Gobierno anunciara la incorporación de estos espacios en el eje de acción de su política para afrontar el reto demográfico.

En el caso de León, la provincia que con siete espacios es la que más reservas de la biosfera tiene de toda España, Rodríguez destacó que tan sólo cuentan con la ayuda económica de la Diputación de León que cada año les otorga una subvención de algo más de once mil euros. «Nosotros consideramos que para que una reserva funcione de manera eficaz tiene que contar con al menos 50.000 euros anuales que le permitan tener como mínimo a una persona trabajando a jornada completa para cumplir con los objetivos marcados por la Unesco», afirma la presidenta, que recuerda que hay reservas en Menorca o en La Palma que cuentan hasta con once personas trabajando.

Por este motivo, Beni Rodríguez propone la implicación de todas las administraciones públicas (Gobierno central, autonómicos, diputaciones y ayuntamientos) para poner en marcha unas estructuras básicas de gestión que les permita desarrollar su actividad con garantías. Por eso, trasladó al secretario Morán su propuesta de que se habilite una partida en los Presupuestos Generales del Estado para las reservas de la biosfera, y también que las comunidades autónomas colaboren económicamente en su funcionamiento.

La presidenta reconoció que algunas reservas de la biosfera de la provincia se encuentran en una situación crítica, precisamente por esta falta de financiación, que les impide cumplir las funciones para las que fueron creadas. «Las reservas que están ancladas en el municipalismo, como es el caso de las de la provincia de León, que dependen de los ayuntamientos, son más perjudicadas que las que dependen de las comunidades autónomas», explica la presidenta nacional, que sin embargo matiza que «estas últimas tienen el inconveniente de que tienen más dificultades para llegar al territorio».

De todos modos, la presidenta remarcó que pese a las numerosas dificultades que atraviesan las reservas «se están sacando muchas cosas adelante».

En el encuentro, Hugo Morán explicó que estas reservas trascienden más allá del ámbito de la conservación ambiental y forman parte del eje de acción que el Gobierno considera en su política del reto demográfico.

Las Reservas de la Biosfera, en opinión del secretario de Estado de Medio Ambiente, suponen el reconocimiento de que los recursos naturales vinculados al territorio son la base de cualquier proyecto de desarrollo sostenible de futuro.

Tras subrayar que caminar en dirección contraria a la política de la UE en esta materia sería perjudicial a los intereses de nuestro país, Morán explicó que se trata de espacios «en los que hay una masa crítica convencida de que estos territorios forman un gran valor añadido pero van perdiendo músculo en términos de recursos humanos».

A juicio del secretario de Estado de Medio Ambiente, «esto nos lleva a una reflexión de cómo repensamos los mecanismos de solidaridad para redistribuir el esfuerzo que supone la gestión de los servicios públicos».

Hugo Morán añadió que «si perdemos este espacio lo pierde el conjunto de la ciudadanía, pero sigue ganando la adhesión a la Red de Reservas de la Biosfera y tenemos que aprovechar esta oportunidad».

Las reservas de la biosfera reclaman más financiación para ser eficaces