domingo 17/10/21
Minería

La restauración de la explotación de Cerredo podría comenzar en junio

Afectará a una superficie de 63 hectáreas y se prevé que la lleven a cabo excedentes mineros
Foto de archivo de la mina Cerredo, en el concejo asturiano de Degaña. JESÚS F. SALVADORES

La restauración ambiental de la explotación minera de Cerredo podría dar comienzo en el plazo de dos meses, según las estimaciones del alcalde de Degaña, Óscar Ancares, tras el plazo que se abrió hace unos días para la presentación de propuestas de aprovechamiento de los activos en desuso de la citada explotación.

Unos trabajos cuyo coste Ancares no ha podido precisar ya que «está a expensas del proyecto de restauración que se ejecutará con los fondos europeos del Covid y los avales que hayan presentado en su día la empresa», matizó.

Según explicó el regidor degañés los trabajos de restauración serán llevados a cabo por excedentes de trabajadores del sector minero «que esperemos que empiecen lo antes posible, teniendo en cuenta que estos trabajadores llevan sin percibir ninguna prestación económica desde el pasado mes de diciembre», recordó.

Una restauración que afectará a una superficie de 63 hectáreas y donde existen diferentes proyectos para esta explotación, ya que «podrían ser compatibles unos con otros», matizó Ancares.

Entre estos proyectos se encuentra una central de bombeo reversible y depuración de agua de la mina para la generación de energía, el cual ha sido presentado por el ayuntamiento, con una empresa interesada, que incluso «ya cuenta con los permisos pertinentes a Confederación Hidrográfica del Cantábrico», destacó el alcalde, a la vez que recordó que se trata de una propuesta de 200 millones de euros, en donde se emplearían a un total de 250 personas para su construcción y unas 70 para su funcionamiento. Si bien, Óscar Ancares matizó que se necesitaría una línea de evacuación de energía en el concejo, algo que por el momento, no existe y de que no crearse «no hay por donde trasladar la energía producida».

Otro de los proyectos que se han planteado era la creación de una central de producción de energía eléctrica Cerredo Solar, promovido por la empresa Ingesanc Energy, que se encuentra ya en la evaluación de impacto ambiental, en fase de consultas previas, en donde se podrán presentar alegaciones hasta el próximo día 28 de mayo, tal y como publica el Portal de Medio Ambiente del Principado de Asturias.

Para este parque se plantea una ocupación de 120 hectáreas, correspondiendo 100 a la ocupación de la planta fotovoltaica y 20 del cono invertido de la explotación minera que serían utilizadas para la construcción de una central mini hidráulica.

Por el momento, el regidor degañés afirmó que desconoce que alguna empresa pudiera estar interesada en el proyecto del parque fotovoltaico «nadie se ha puesto en contacto con nosotros» destacó.

Otro de los planes planteados es una planta de biomasa, la cual tendría una potencia entre 10 y 15 megavatios que necesitaría algo más de 179.000 toneladas de biomasa, lo que supondría la explotación de unas 240.000 hectáreas de monte, de las cuales 7.000 podrían ser aportadas por el municipio de Degaña y el resto por concejos limítrofes, como Laciana y Alto Sil. Además, de la fabricación de pellets.

La restauración de la explotación de Cerredo podría comenzar en junio