jueves 27/1/22
barcones
Virginia Barcones y Faustino Sánchez, con Laura Martín Murillo. DL

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, considera que las inversiones del Gobierno de España en las comarcas mineras leonesas y palentinas supondrán un "impulso definitivo" para estas zonas.
Barcones, acompañada por el subdelegado en León, Faustino Sánchez, analizaron esta semana en Madrid, con la directora del Instituto para la Transición Justa (ITJ), del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), Laura Martín Murillo, las inversiones que el Gobierno de España va a realizar en las zonas afectadas por los cierres recientes de minas y centrales térmicas de carbón.
En esta reunión de trabajo se pusieron de manifiesto las nuevas oportunidades que se abren en estas comarcas leonesas y palentinas con la apuesta por la restauración, con el plan de infraestructuras, con las nuevas líneas de ayudas para empresas y con las actuaciones que se van a realizar en la Ciudad de la Energía (Ciuden), ubicada en Ponferrada, para que sea un vector de innovación en la zona, informa la Delegación del Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Inclusión de un componente

Según puso de manifiesto la directora del ITJ, desde este instituto del Gobierno de España se ha trabajado para la inclusión de un componente (Componente 10) de transición justa en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para el país, dotado con 300 millones de euros.
Este componente incluye cuatro planes de inversión específicos: el Plan de Restauración de minas que generará empleo para los trabajadores excedentes del carbón en actividades de recuperación ambiental y que cuenta con 150 millones de euros.
El Plan de Infraestructuras digitales, sociales y ambientales para proveer servicios públicos a los municipios para que fijen y atraigan población en las zonas afectadas por la transición energética con una asignación presupuestaria de 100 millones.

Plan de formación profesional

Un tercer objetivo es la puesta en marcha, con 20 millones de euros, del Plan de apoyo para la formación profesional e inserción laboral de trabajadores excedentes del carbón, desempleados afectados por el cierre de las centrales térmicas de carbón y nucleares que apostará por la mejora de la empleabilidad y formación de los trabajadores afectados por los cierres.
Además, también apuesta por la aportación de las instalaciones y equipo de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), adscrita al Instituto para la Transición Justa, para la validación de tecnologías de producción de hidrógeno verde y almacenamiento energético y para el desarrollo de proyectos de I+D+i en ambos campos y que cuenta con un apoyo económico de 30 millones de euros.
Simultáneamente, se desarrollarán proyectos de innovación a través de la Ciuden como palanca tecnológica para las zonas. Todo esto estará acompañado por inversiones en la mejora de la empleabilidad y formación de los trabajadores afectados por los cierres, que contará con un convenio de colaboración entre el Instituto para la Transición Justa y el Servicio Público de Empleo Estatal, concluye el comunicado.

Restauración e infraestructuras centran los ejes de inversión en las cuencas mineras