miércoles 18/5/22

La vicepresidenta y ministra para la Transición Energética y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha subrayado la necesidad de avanzar rápidamente en el proceso de descarbonización durante la Asamblea de la Asociación Internacional de las Energías Renovables (Irena). «Si no aceleramos nuestros procesos de transición energética y apostamos por la eficiencia y por las renovables, podemos volver a vivir cuellos de botella como los que se están sufriendo en este momento o, incluso, desgraciadamente, regresiones puntuales que nos hacen pensar de nuevo en el retorno a los combustibles fósiles más pesados, más intensivos de CO2», manifestó.

La vicepresidenta ha valorado que, a pesar de las difíciles circunstancias, «hemos vivido con enorme satisfacción el hecho de que la presencia de energías renovables, fotovoltaica y eólica, no haya dejado de crecer». En 2020, último ejercicio con datos, la instalación global de renovables creció un 50%, con unos 260 GW.

La vicepresidenta ha aludido a los problemas para la recuperación económica de la pandemia. «Hemos vivido los efectos de una recuperación en la que, en muy poco tiempo, grandes economías del mundo pedían simultáneamente las mismas materias primas, los mismos recursos para poder recuperar ese provecho industrial», concretando su impacto sobre los precios. «Ese pulso económico ha generado tensiones en algunos de los mercados de materias primas más relevantes, como puede ser el del gas», concluyó.

Ribera llama a acelerar el proceso de transición energética
Comentarios