sábado 24/10/20
Montaña Central

La Robla, candidata a acoger una planta que suministrará hidrógeno al norte de Europa

El proyecto, de la empresa Enagás, ha sido presentado entre otros 79 en el programa europeo de recuperación verde
la robla
Polígono industrial del Rabizo, en La Robla. DL

Sería uno de los proyectos con los que La Robla podría encarar su recuperación económica después del inminente cierre de la central térmica y del fin de la minería en la zona. Enargás busca financiación para construir una planta de hidrógeno en la Robla, capaz de producir 12 toneladas de hidrógeno verde diarias para abastecer a los países del norte de Europa. Estas instalaciones, que requerirían de una inversión de 266 millones de euros, contarían con un electrolizador de 32 MW, alimentado por una planta fotovoltaica de 150 MW.

Así consta en el informe de la consultora EY A green Covid-19 recovery and resilience plan for Europe, que recoge los proyectos relevantes que son candidatos a recibir apoyo de los planes de recuperación verde de los 27 socios comunitarios tras la crisis provocada por la Covid-19.

Según fuentes de Enagás consultadas por este periódico, «el proyecto está en una fase muy incipiente», por lo que es pronto para hablar de su materialización hasta que no se concrete si cuenta con el respaldo europeo para su financiación, en la que no se descarta la participación de otras empresas.

A través del Musel

El hidrógeno sería exportado hasta Rotterdam en un gaseoducto adaptado hasta Gijón

Esta planta forma parte de Green Crane, un proyecto hispano-italiano que aspira a exportar hidrógeno producido con renovables desde el sur al norte de la UE. En concreto, en el caso de La Robla, exportaría el hidrógeno hasta Rotterdam por medio de uno de los primeros gasoductos que se adaptarían para operar con hidrógeno, el que conecta la zona leonesa con el puerto asturiano de Gijón, donde la compañía dispone de las instalaciones de la regasificadora de El Musel. En la vertiente española, Enagás quiere lanzar cinco hub de hidrógeno en las comunidades de Baleares, País Vasco, Castilla y León, Aragón y Asturias, ligados a cerca de 2.100 millones de inversión.

EY ha recopilado las oportunidades de inversión en los 27 países miembros de la UE de las que, la mitad, podrían contribuir a corto plazo tanto en la generación de empleo como en el cumplimiento de los objetivos climáticos de la UE y que podrían verse beneficiados por el fondo de recuperación Next Generation EU. Se trata de proyectos de los sectores de energía, construcción, transporte, industria y uso del suelo que son una realidad y que principalmente solo necesitarían una financiación adicional para alcanzar el cierre financiero en los próximos 24 meses.

En concreto, España ocupa el tercer puesto con 79 proyectos de inversión, entre los que se encuentra el de La Robla, que en total suponen una necesidad de financiación aproximada de 24.400 millones de euros con un gran peso de los sectores de Energía y Transporte, los dos sectores con mayor cuota de emisión de CO2 en España y que cubren aproximadamente cada uno el 40% de los proyectos identificados.

«Los proyectos identificados en nuestro informe demuestran el compromiso de las empresas y las entidades públicas españolas de alcanzar el objetivo de cero emisiones, a través de proyectos innovadores que se pueden implementar en un corto plazo. El hecho de que España sea uno de los países más beneficiados del fondo Next Generation UE supone una oportunidad para poner en marcha cuanto antes iniciativas que sirvan de revulsivo para generar empleo, reducir el impacto económico de la crisis derivada de la Covid-19 y generar valor a largo plazo para la sociedad», explica Inés Bargueño, Directora de Transición Energética y Nuevos Negocios de EY y autora del informe de España.

Los otros proyectos en España

Los otros proyectos presentados en el territorio español, demás del previsto en La Robla, son una planta solar por parte de Iberdrola en Cáceres, con una inversión prevista de 305 millones de euros, otra en Teruel firmada por Enel Green Power, por 1.400 millones de euros, la construcción de una nueva línea de metro en Sevilla, por 1.500 millones de euros, un proyecto de sostenibilidad ambiental en Madrid, por 15 millones de euros.

El alcalde de La Robla, Santiago Dorado, asegura que no sabe nada oficialmente de que este proyecto se vaya a instalar en su municipio, aunque lógicamente se mostró esperanzado de que pudiera hacerse realidad. «Es lo que nos hace falta en este momento, empresas que apuesten por La Robla para generar empleo y nuevas oportunidades de futuro», sentenció.

La Robla, candidata a acoger una planta que suministrará hidrógeno al norte de Europa