lunes. 08.08.2022

La Robla se despide mañana de otro de sus emblemas mineros, la chimenea de la térmica

Naturgy procederá a la demolición de los 200 metros de canalización y llega al ecuador del desmantelamiento de la central
                      La chimenea, de 200 metros, junto a las torres de refrigeración demolidas en mayo. FERNANDO OTERO
La chimenea, de 200 metros, junto a las torres de refrigeración demolidas en mayo. FERNANDO OTERO

La chimenea de la térmica de La Robla, en único emblema de la central que queda actualmente en pie después de la demolición el pasado mes de mayo de las dos torres de refrigeración, quedará también reducida a escombros este jueves. Todavía se desconoce la hora exacta de la detonación que borrará del paisaje de la cuenca minera central a los 200 metros de chimenea, el equivalente a una casa de 40 pisos, y 4.500 toneladas de peso, construida en 1969, en el histórico plazo para la época de un mes, a razón de cinco metros al día.Con esta actuación se avanza en el desmantelamiento de la central por parte de la empresa Naturgy, que comenzó hace un año, y que cuenta con un presupuesto de 12,9 millones de euros. Fuentes de la empresa aseguran que ya se ha alcanzado un nivel de ejecución de los trabajos cercano al 50%. Hasta ahora las actividades realizadas han consistido principalmente en el achatarramiento de equipos, situados en el interior de las edificaciones y en la demolición el pasado mes de mayo las dos torres de demolición.

El grueso del presupuesto, unos 8,2 millones, se destina al desmantelamiento propiamente dicho de las instalaciones mientras que el resto, tres millones se destina a las actuaciones previas a la demolición y otros 1,3 millones en la gestión de los residuos generados, entre otros gastos.

En la demolición de la térmica se generarán 156.443 toneladas de residuos, de las que 87.764 (un 56%, hormigón con el que se construyeron las instalaciones) se reutilizarán en el relleno de balsas de decantación, fosos y sótanos que existen en las instalaciones, a fin de conseguir una parcela nivelada, y otras 68.679 se expedirán para su valorización o eliminación por parte de gestores autorizados.

Según publicó DIARIO DE LEÓN en agosto de 1969, cuando la central estaba en construcción, la térmica de La Robla llegaría a quemar 130 toneladas de carbón a la hora, todo un hito para la época, al igual que su presupuesto, 2.300 millones de las antiguas pesetas para levantar este conglomerado minero, en cuya construcción se emplearon cerca de 500 obreros.La central térmica de La Robla apagó su actividad en julio de 2020, después de 50 años de funcionamiento. Finalizada su construcción en 1970, la central llegó a emplear a 300 trabajadores en la época de mayor rendimiento.

Planta de hidrógeno

Poco después de que se procediera a su cierre definitivo, Naturgy y Enagás anunciaron la construcción en los terrenos de la térmica de La Robla de la mayor planta de hidrógeno limpio de España. Con el objetivo de producir hasta 9.000 toneladas al año de hidrógeno renovable, el proyecto contempla la construcción de una planta fotovoltaica de 400 MW y un electrolizador de hasta 60 MW, para cubrir consumo local, inyección a red gasista y posibilitar una futura exportación hacia el noroeste de Europa.

El proyecto del hidrógeno renovable cuenta con un presupuesto de cerca de 200 millones de euros.

La Robla se despide mañana de otro de sus emblemas mineros, la chimenea de la térmica
Comentarios