viernes. 03.02.2023

La Robla hace un guiño a la desaparecida central térmica

Avanzan las obras del nuevo centro de salud, que llevará cascotes de las chimeneas desmanteladas de la central en la decoración de los gaviones
                      Imagen del exterior del nuevo centro de salud de La Robla. DL
Imagen del exterior del nuevo centro de salud de La Robla. DL

El Ayuntamiento de La Robla continúa con las obras del que será el nuevo centro médico, que dará respuesta a una necesidad básica del municipio. Mientras los trabajos avanzan a buen ritmo en el interior de las instalaciones, los exteriores hacen un guiño al pasado más reciente del municipio con un pequeño homenaje a la central térmica con la colocación de los gaviones en la fachada. Los gaviones son una caja o cesta de forma prismática rectangular, rellena de piedra o tierra que, en este caso, se rellenan de los cascotes de hormigón procedentes del desmantelamiento de las chimeneas de la antigua central térmica. La que fuera todo un símbolo de La Robla desde los años 70 seguirá presente tras su derribo en el día a día de los roblanos con este detalle decorativo en la fachada.

El nuevo centro médico de La Robla se ubica en las inmediaciones de carretera nacional N-630, la principal vía de comunicación de la comarca, y será una realidad la próxima primavera gracias a una inversión de 1,3 millones de euros, de los que 500.000 se enmarcan en una subvención del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y el resto con fondos propios del Ayuntamiento.

Las dependencias se articulan como un centro médico de planta baja en torno a un patio ajardinado. En cada uno de los cuatro lados, se organizarán las distintas zonas funcionales. En el ala sur se instalarán las consultas ordinarias, con una zona independizada para las consultas de pediatría. El ala oeste albergará las estancias del Punto de Atención Continuada, incluyendo sala de estar y dormitorios de descanso para el personal sanitario. El ala este, por su parte, acogerá la zona destinada a recepción y administración. En esta misma zona se situará la sala de extracción y laboratorio, buscando cierta separación del resto de consultas para evitar aglomeraciones. Finalmente, el ala norte estará dedicada los diferentes almacenes y cuarto técnico del edificio.

Será un centro referente en eficiencia energética con infraestructuras bioclimáticas y una instalación fotovoltaica en la cubierta capaz de satisfacer, casi en su totalidad, las necesidades de energía eléctrica.

La Robla hace un guiño a la desaparecida central térmica
Comentarios