miércoles. 08.02.2023
La Bañeza

El roscón de Conrado supo «doblemente rico» a una pareja de militares

«No nos lo podíamos creer», aseguraron ayer María del Carmen Pérez Mata, natural de la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera, y el bañezano Eduardo Núñez. Ambos, pareja y afincados en Madrid donde ejercen como suboficiales del Ejército español, fueron los afortunados en esta ocasión de encontrar los 10.000 euros escondidos en uno de los roscones de la confitería Conrado de La Bañeza.
María del Carmen y Eduardo, en el centro, durante la recepción ayer del cheque. RAMIRO

Un premio que no fueron los primeros en encontrar, ya que tal y como explicó ayer María del Carmen durante la recogida del cheque en la propia confitería, «el premio lo encontró mi cuñada porque no le podía el nervio de ver si estaba o no y cuando destapó el roscón y vimos que estaba el cheque no éramos capaces de creérnoslo».

Un roscón relleno de crema de tamaño mediano —que compraron el sábado 4 de enero aprovechando unos días de vacaciones en la ciudad natal de Eduardo— que les supo «doblemente rico» —a diferencia de otros años en los que han comprado roscón de Conrado y no han resultado agraciados— durante la comida del día de Reyes en la que compartieron mesa junto a los padres, la hermana y el cuñado del propio Eduardo en su casa de La Bañeza.

Un premio de 10.000 euros que les hizo Apurar sus últimos días juntos en La Bañeza, ya que él parte en unos días al extranjero para participar en una misión humanitaria. Aún así, se mostraron «muy contentos» de conseguir el premio y apuntaron que utilizarán el dinero para realizar una pequeña reforma que tienen pendiente de realizar en su casa.

Los premiados recibieron el cheque de manos del maestro pastelero de Conrado, Sergio González, del propietario de la confitería, Manuel Antonio González, y del representante de Caja Rural, Hugo Calvo.  

El roscón de Conrado supo «doblemente rico» a una pareja de militares
Comentarios