viernes 20/5/22
Imagen de archivo de la depuradora de Oseja de Sajambre.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha dado el visto bueno a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la ejecución de los emisarios y la Estación Depuradora de Aguas Residuales (Edar) de Oseja de Sajambre y Caín, según se recoge en la edición de ayer del Bocyl. El proyecto, demandado desde hace siete años por las localidades del Parque Nacional de Picos de Europa, beneficiará a Caín, que dispone de una red de saneamiento construida con tubería de PVC que conduce las aguas sin tratamiento directamente al río Cares, para lo que se proyecta una estación depuradora.

Según la DIA, Oseja de Sajambre posee dos vertidos, el Sur que recoge el 65% de la población y que es tratado en una estación depuradora, y el Norte, que vierte sus aguas en Las Raposeras, un terreno filtrante para cuyo tratamiento se proyecta una estación depuradora de aguas residuares, Edar. Por último, Ribota, cuyas cinco viviendas no tienen ramal de saneamiento y Pío, —ambas en el municipio de Oseja— que cuenta con una única casa que no dispone de recogida de sus aguas.

La declaración de impacto ambiental exige que el proyecto pase por el Patronato del parque y contar con un informe favorable de la Comisión de Gestión. Según el informe previo de la codirectora del parque, son necesarios «planos más detallados» de la escollera prevista para la Edar de Caín y solicita información sobre la emisión de malos olores ya que la depuradora se instalará al principio de la ruta del Cares, por lo que también exige la minimización del impacto visual.

También solicita más detalles de la obra de Oseja, ya que no se especifica el plazo para la recuperación de la vegetación de ribera que pudiera verse afectada por la depuradora.

Por otro lado, la declaración recoge que la afección de la actuación sobre la fauna cinegética «no es relevante». También alude al desmán ibérico y otras especies protegidas, con el fin de que se extreme la vigilancia para que las obras no afecten a la nidificación o a sus refugios.

El mantenimiento de las depuradoras, cuya obra será sufragada por el departamento de Antonio Silván, corresponde a los Ayuntamientos, aunque la DIA especifica que existen «fórmulas de colaboración» con la Junta para hacer frente a los gastos.

Sale adelante el impacto ambiental de las depuradoras de Oseja y Caín