jueves. 11.08.2022

Los alcaldes, pedáneos y representantes de la asociación también explicaron ayer que las soluciones no sólo pasan por frenar los lixiviados, «también reivindicamos que el vaso viejo cumpla todos los requisitos, de no hacerlo será un problema para el futuro porque ya está saturado», explicó Llamas. No obstante, Fomento ya ha trasladado a los ayuntamientos que el nuevo vaso, en ejecución, tendrá más medidas de seguridad. «También queremos que se busquen soluciones en el antiguo, donde se han vertido todas las balas que son residuos sin tratar», terminó.

«Será un problema para el futuro»