miércoles 21/10/20

Sivecal denuncia el riesgo laboral en el trabajo de campo de los veterinarios

La falta de medios pone en peligro a otros funcionarios e incluso al público.
Sivecal critica las condiciones de trabajo en el saneamiento ganadero.

El Sindicato de Veterinarios de Castilla y León (Sivecal-Uscal) denunció ayer que la Junta de Castilla y León incumple la normativa sobre prevención de riesgos laborales, sus reglamentos al respecto y las indicaciones de sus técnicos en esta materia en las nueve secciones agrarias comarcales y las dieciséis unidades veterinarias de la provincia de León. Según el vicepresidente de Sivecal y presidente del sindicato en la provincia (Sivele), Manuel Martínez, las condiciones de trabajo en la participación de los veterinarios de la Junta en las campañas de saneamiento ganadero presentan importantes deficiencias y, además, la falta de equipamientos en las secciones comarcales y unidades constituye un peligro para otros funcionarios y para el público. Sivecal se fundamenta en una encuesta que ha realizado entre los profesionales.

En León, los funcionarios afectados por la falta de seguridad son 49 veterinarios del área de sanidad y producción animal, otros diez de ayudas ganaderas y once controladores pecuarios. El problema se acentúa especialmente en León (donde se propone reubicarlo en el antiguo Laboratorio Pecuario, sin uso actual) y Ponferrada, donde es necesario atravesar todas las instalaciones para llegar a las secciones comarcales que albergan las dependencias de la Administración autonómica. Ya antes de realizar la encuesta, el sindicato denunció el estado de las unidades veterinarias de Cistierna, Riaño y Riello, donde ya se ha puesto remedio al problema, como en el primer caso, o está en vías de solución.

Sivecal concluye que no existen instalaciones adecuadas para la prevención de riesgos biológicos y la propagación de parásitos, como pulgas y garrapatas. Las instalaciones carecen de almacén adecuado de instrumental, productos químicos y lugares para la desinfección. No existe un sistema de gestión eficaz de la ropa de trabajo, los equipos de protección individual son insuficientes y se carece de un protocolo para su renovación. Tampoco los vehículos se desinfectan ni desinsectan, pese a ser «lugar ideal para la multiplicación de las pulgas», ni se dispone de «armarios de seguridad adecuados para eutanásicos, hipnóticos y sedativos» y los residuos biológicos «se almacenan indebidamente».

Sivecal solicita que a partir de los 55 años no sea obligatorio el trabajo de campo, debido al rigor y peligrosidad que entraña y que precisa de un estado físico óptimo.

Sivecal denuncia el riesgo laboral en el trabajo de campo de los veterinarios
Comentarios