viernes. 02.12.2022

Mieres ha denunciado que son los ganaderos de Babia los que provocan la «sobreexplotacón» de Pinos. Según las escrituras de compraventa y registro de propiedad, la carga ganadera registrada alcanza las 5.050 ovejas, es decir, 758 Unidades de Ganado Mayor (UGM). Por ello, para los alcaldes leoneses resulta «sarcástico que quienes presumen de subir cada vez más cabezas de ganado al Puerto de Pinos y siempre más de 1.500 cabezas, superando claramente la capacidad de carga ganadera, afirmen que son los ganaderos de Babia los que producen la sobrexplotación porque suben su ganado antes de que los suba el ayuntamiento asturiano». Los pedáneos denuncian además que «ganaderos de Mieres se han empadronado en el municipio de San Emiliano para poder subir el ganado al puerto sin pagar los 44 euros que les cobra su propio ayuntamiento». Y que «son también ganaderos asturianos los que suben yeguas, como han hecho hace dos semanas en unos camiones». Por tanto, afirman que «el problema de sobreexplotación es provocado directamente por los asturianos».

En esta misma línea, se denuncia que la Consejería de Medio Ambiente impone como carga ganadera a los montes de utilidad pública de la zona una UGM cada 2 hectáreas, es decir, una vaca o una yegua cada dos hectáreas. Según esta proporción, dado que los montes del Puerto de Pinos cuentan con unas 900 hectáreas solo podrían subirse 450 unidades de ganado mayor. Es decir, prácticamente solo pueden subir ganado de Babia con derechos, sin que tengan derecho alguno el de Mieres. Si a este monte se le aplicase la normativa de Castilla y León como reclama Babia desde el 2006 y se declarase monte de utilidad pública, cómo debe hacerse al ser un monte público situado en una reserva de la Biosfera, y en Red Natura 2000, solo podrían pastar 450 cabezas de ganado. Sin embargo, la Junta de Castilla y León está permitiendo qué la ganadería asturiana siga creciendo en detrimento de los ganaderos de León.

Sobreexplotación en zona protegida