lunes. 04.07.2022

La subasta de caza de Riaño llega a los 229.050 euros

El único macho montés tipo A1 en Anciles se disparó hasta alcanzar los 17.450 euros
                      Tras dos años de parón por la pandemia había muchas ganas de vivir las subasta en vivo. CAMPOS
Tras dos años de parón por la pandemia había muchas ganas de vivir las subasta en vivo. CAMPOS

La subasta de caza de los cuarteles de los municipios de Riaño y Burón ha supuesto unos ingresos de 229.050 euros cifra record que han superado con creces a las últimas subasta como la del año 2019 con 160100 euros y a la del año 2018 con 126.150 euros. Esto ha significado una satisfacción para los alcaldes y las juntas vecinales propietarias de los cuarteles ya que hay que recordar que uno de los principales ingresos de las juntas vecinales de la montaña de Riaño es la caza. «Este recurso nos permite hacer inversiones» dice un pedáneo. El salón de plenos del Ayuntamiento de Riaño contó con mucho público con ganas de volver a presenciar las subastas en vivo tras el parón como consecuencia de la pandemia del convid-19.

A sí pues la subasta comenzó con las cacerías de jabalí con un precio de salida de 1.050 eurosd y donde las veinte subastadas alcanzaron un precio total de 37.650 euros. El precio más alto de 2.150 euros fue para el cuartel de La Uña. Estuvo muy animada con fuertes disputas lo que estaba anunciando que los precios podrían ser elevados en el resto de la subasta. Los seis ciervos tipo A recaudaron 22.400 euros llegando una de las piezas de Anciles a los 4.350 euros con un precio de salida de 1.300 euros. Las 33 piezas de ciervo tipo b que salían a un precio de 800 euros llegaron hasta los 1.250 en el cuartel de Anciles y en total recaudaron 30.800 euros. De las siete ciervas que salían a 250 euros quedaron desiertas dos que pasaran al portal de internet. Se recaudó 1.350 euros. El único rebeco tipo A que salía a 1.600 euros llegó a los 3.850 euros. Por su parte del rebeco tipo B salía a 1.200 euros y una de las piezas del cuartel de Vegacerneja llegó a los 2.450 euros. En total se recaudaron 41.000 euros. El mayor número de piezas que se presentó a la subasta correspondió a la rebeca selectiva con un precio de salida de 600 euros y que fueron 59 ejemplares. Fueron varias piezas las que alcanzaron el precio más elevado de 1.050 euros. En total se recaudó 53.950 euros. Las nueve cacerías menores recaudaron 2300 euros con precios de salida de 200 euros y que llegó como máximo a los 400 euros en el cuartel de Anciles.

Llegaría el momento más animado de la subasta donde cuatro personas pujaron por el único macho montes tipo A1 que partía con un precio de 3.600 euros. Cuando uno de los cazadores decidió subir la subasta hasta los 8.000 euros quedaron dos de ellos «mano a mano» hasta que llegó a los 17.450 euros, una cifra que hacía años que no se veía. La subasta continuó con dos ejemplares de macho montés tipo A2 que partí a un precio de 1.900 euros y que uno ellos llegó a los 4050 euros mientras que el otro se quedó en 3.500 euros. La subasta de Riaño finalizó con seis ejemplares de macho montes tipo B que partía a 1.000 euros y que llegó a los 2.000 euros. En total recaudaron 10.750 euros.

La subasta de caza de Riaño llega a los 229.050 euros
Comentarios