viernes. 27.01.2023
Corresponsal de Diario de León La localidad de La Acisa de las Arrimadas celebró ayer, un año más, el día de la subasta de la cofradía de mayordomos de San Antonio, una tradición muy antigua que aún se conserva en esta población leonesa. Una vez finalizada la misa, los vecinos de la Acisa se reúnen en un local. Algunos de ellos ceden para la subasta piezas de las patas las y orejas del cerdo, así como diversas legumbres. En esta edición, además de patas y orejas de cerdo había alubias y garbanzos. Uno de los mayordomos inicia la subasta, que finalmente alcanzó los 50 euros, cinco menos que la subasta del año anterior. Las cantidades recaudadas en la subasta, junto con los donativos son gestionados por la cofradía de mayordomos de San Antonio, irán destinados al arreglo de la ermita de San Antonio. Esta cofradía se constituyó en 1854 y la formaban dos familias cada año. Hasta hace pocos años en esta tradición se daban cita los vecinos de toda la comarca de las Arrimadas, con el objetivo de hacer ofrendas a San Antonio. A este santo se le veneraba y se le rezaba, además, cuando se perdía un animal, para así intentar recuperarlo. Tras la subasta se eligió a los nuevos mayordomos, Manuel Díez y Ananías Díez, quienes sustituyen a Evaristo del Río y Aurelio Rodríguez, para gestionar la cofradía este año.

La subasta de las patas de cerdo reunió un año más a la comarca
Comentarios