miércoles 18/5/22

En los textos encontrados por Benéitez, las cuentas de la parroquia de Azares de 1889 revelan que se aprobó reconstruir la campana «situada al mediodía», que se colocó el 4 de junio y pesó 16 arrobas y 4 libras. También se hallaron los dibujos y proyectos referentes a la citada reconstrucción.

Finalmente, ya mucho más reciente (1969), en una anotación en las cuentas del tercer libro de fábrica de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Azares del Páramo se recoge en este año el altar se colocó «mirando al pueblo», como mandataban las resoluciones del Concilio Vaticano II que había tenido lugar unos años antes.

También se reconstruyó una campana en 1889