martes 24/5/22
Denuncia ante el Procurador del Común

Los taxistas se enfrentan a los todoterreno por competencia desleal en la Ruta del Cares

Desde 2013 se han incoado a la empresa denunciada 26 expedientes sancionadores por transportar a los senderistas
cares
Zona de acceso a la ruta del Cares por la vertiente leonesa en la localidad de Cain. JESÚS F. SALVADORES

Los taxistas del Caín, en el municipio de Posada de Valdeón, denuncian ante el Procurador del Común de Castilla y León la competencia desleal que sufren por parte de los vehículos 4x4 que, bajo la cobertura del desarrollo de supuestas actividades de turismo activo, se dedican a transportar a personas que han realizado la Ruta del Cares y quieren volver en coche a Poncebos, en Asturias, donde previamente han dejado sus vehículos para hacer la ruta.

Los taxistas de Posada de Valdeón han abordado la problemática con el Ayuntamiento, desde donde reconocen la existencia de estos hechos y, asimismo, han trasladado la denuncia a otras administraciones, sin que, a pesar de todo, se haya conseguido una solución a las actuaciones ilegales.

Los vehículos todoterreno, que en la actualidad son nueve, se sitúan al lado del río, justo donde finaliza la Ruta del Cares, y antes de entrar al pueblo de Caín, a modo de reclamo para las personas que llegan caminando, y que, sin haberlo contratado antes, necesitan de un medio de transporte para volver a su punto de salida.

Sin límite

Los taxistas tienen una parada acotada y la empresa de turismo puede llegar al principio de la ruta

En algunos casos, son los senderistas los que se interesan por el servicio que se les puede prestar in situ y, en otros casos, son los conductores de los vehículos los que ofrecen el servicio antes de que los caminantes hayan llegado al pueblo y sepan de la existencia de otros modos de transporte como serían los taxis, los cuales tienen su parada debidamente señalizada con señales verticales y horizontales en el suelo.

Tanto el Ayuntamiento de Valdeón, como la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, confirman la existencia de una práctica que perjudica los intereses de los taxistas de la localidad de Caín de Valdeón, aunque está desarrollada por una empresa de turismo activo inscrita en el Registro de Turismo Rural de Castilla y León.

El Procurador del Común señala que desde 2013 hasta la fecha se han llevado a cabo numerosas actuaciones sancionadoras motivadas todas ellas por denuncias de la Guardia Civil, contra la empresa referida, sin que ello haya servido para desista de las prácticas irregulares. En total, constan ya 26 expedientes sancionadores contra la empresa por el transporte no autorizado de personas, ya que la licencia para desarrollar actividades de turismo activo de la empresa no incluye el servicio de taxi.

Los taxistas se enfrentan a los todoterreno por competencia desleal en la Ruta del Cares