miércoles. 01.02.2023

El temporal da los últimos coletazos con crecida en el Tuerto y el Bernesga

Vuelve la normalidad a las comunicaciones y las carreteras, con solo una vía cortada en Boca
                      El Tuerto, a su paso por San Félix de la Vega, y el Bernesga, en la capital, ayer, durante el periodo de alerta por la crecida. RAMIRO
El Tuerto, a su paso por San Félix de la Vega, y el Bernesga, en la capital, ayer, durante el periodo de alerta por la crecida. RAMIRO

Los coletazos del temporal aún se dejaron sentir ayer en la provincia con una crecida esperada en algunos cauces y con problemas en las comunicaciones en el norte que fueron solucionados a lo largo de la jornada.

El río Bernesga, a su paso por León, y el río Tuerto, en San Félix de la Vega, permanecieron gran parte del día en situación de alerta por el incremento de su cauce, aunque en las primeras horas de la tarde la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ya retiró la alerta del Bernesga que fue normalizando la situación.

Pese a la mejora registrada en el nivel del agua, el Ayuntamiento de León cerró por la tarde la pasarela peatonal del río entre los paseos de La Condesa y de Salamanca por motivos de seguridad.

En el resto de la cuenca, los ríos registraron problemas y permanecían anoche en alerta son el Támega a su paso por Castrelo do Val, en Orense, con tendencia decreciente. Y también en Orense el mismo río a su paso por Rabal, en este caso con tendencia a ganar más caudal.

Durante la jornada de ayer también fue retornando la normalidad a la red de carreteras de la provincia, que llegó a registrar más de una veintena de vías totalmente cortadas al tráfico por la acumulación de nieve.

A última hora de ayer sólo permanecía cortada ya la LE-233 en Boca de Huérgano y el resto de las vías estaban completamente despejadas sin ninguna restricción de tráfico.

La mejora de la situación también permitió que retornara la normalidad a las comunicaciones en varios pueblos de la Montaña Oriental que se quedaron sin cobertura de telefonía. Según la compañía Telefónica, la causa de la incidencia, ya resuelta, fue un corte del radioenlace entre Cistierna y la Camperona por la caída de la alimentación eléctrica de la estacion base que se servicio a la zona.

Una vez repuesto el servicio eléctrico, los técnicos accedieron a la estación de la Camperona con el equipo de emergencia a bordo de motos de nieve.

De cara al fin de semana, las previsiones de la Aemet vuelven a activar la alerta amarilla en la Cordillera Cantábrica en León para mañana, domingo. En este caso, son las bajas temperaturas de hasta 8 grados bajo cero el motivo de la alerta. Se espera que la nieve vuelva el jueves.

El temporal da los últimos coletazos con crecida en el Tuerto y el Bernesga
Comentarios