domingo. 03.07.2022

El desprendimiento de rocas de dimensiones gigantescas, mayores que casas, sobre la Ruta del Cares ha destruido una pared del canal que traslada las aguas turquesas del río Cares desde Caín hasta una hidroeléctrica de la localidad asturiana de Poncebos.

La historia de esta infraestructura cumple ahora 101 años y no es la primera vez que se tendrá que realizar una intervención de este tipo para salvar una de las sendas con más renombre de la provincia leonesa.

Aunque los trabajadores del Parque Nacional de Picos de Europa han abierto un sendero para permitir el paso, no es para nada aconsejable visitar la zona en este momento.

El caudal sale desbocado por el atasco del canal y no se descartan nuevos argayos hasta que revise a fondo la zona, por lo que se reitera el aviso de evitar el paso.

No hay tampoco fecha aproximada de apertura de la senda, puesto que el angosto paso impide el uso de maquinaria pesada. De manera que los técnicos piensan ahora en una solución viable.

Los trabajadores del parque han abierto un sendero alternativo
Comentarios