jueves. 11.08.2022
seguridad vial

Tráfico amplía el listado de las vías más peligrosas de León

Los 38 tramos más sinuosos suman 786 kilómetros de carreteras nacionales y autonómicas.

A. Domingo | Redacción

La Dirección de Tráfico ha ampliado en cuatro el listado de tramos especialmente peligrosos de la provincia, en los que intensifica ya la vigilancia a fin de reducir la siniestralidad. Si bien existe un mayor riesgo de sufrir accidentes en estas carreteras, no se trata de puntos negros.

En su revisión del mes de enero, la segunda que realiza de este listado, desde su creación el año pasado, la DGT añade dos tramos de la carretera de La Coruña (N-VI) —suman 31,57 kilómetros y se sitúan entre los puntos kilométricos 332 a 348 y 382 a 397—, del kilómetro 9 al 15 de la autonómica de Ponferrada a Villafranca del Bierzo (LE-713) y del 20 al 45 de la carretera de La Espina (la autonómica CL-631) que une Ponferrada con Villager de Laciana y de la que ya se contemplaban en la relación anterior, de octubre de 2015, otros tramos.

En total, 38 tramos —aunque algunos son continuación de otros en una misma vía— frente a los 34 relacionados en octubre y los 30 con los que empezó la especial vigilancia de estas carreteras, a principios de julio. En total, 786,6 kilómetros de carreteras de las redes nacional y autonómica, casi 47 más que los de octubre, pero 310,4 menos de los incluidos en la primera relación.

Los 38 tramos corresponden a 24 carreteras, de las que siete son nacionales y el resto autonómicas. Las nacionales Gijón-Sevilla (N-630), con cuatro, y Madrid-La Coruña (N-VI), con tres, son las que más tramos aportan en la provincia, con un total, con más de 102 y 76,45 kilómetros cada una. Sin embargo es la N-VI la que aporta el tramo más largo, con casi 45 kilómetros, seguida del único que aporta la nacional de Mansilla de las Mulas a Arriondas (N-625), con una distancia de 42,63 kilómetros.

LOS CRITERIOS

Tráfico elabora este listado mediante el «seguimiento pormenorizado de todos los accidentes graves, con víctimas mortales o que necesitaron hospitalización», producidos en vías convencionales o secundarias. Además se tiene en cuenta el número de accidentes total y la velocidad media de circulación, motivos por los que tramos registrados en las dos primeras actualizaciones se mantiene en la tercera y otros se han sustituido por aquellos en los que «la combinación de accidentabilidad y exceso de velocidad» es superior.

Identificados los tramos, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensifica en éstos la vigilancia de la velocidad a la que se circula, «con radares móviles y aplicando el Plan Integral de Vigilancia». Es decir, cuando un conductor supera el límite de velocidad, los agentes le paran e identifican y, si lo consideran adecuado, le someten a las pruebas de detección de alcohol y drogas, así como a la revisión de la documentación, para comprobar que el permiso de conducir del infractor, la ITV y el seguro obligatorio se encuentran en regla.

En el conjunto del Estado —excepto en Cataluña y el País Vasco, donde Tráfico no tiene competencias—, existen 1.314 tramos calificados de especialmente peligrosos y, por tanto, sometidos a una vigilancia más estrecha. Suman en total más de 25.000 kilómetros de redes de titularidad estatal y autonómica.

La DGT destaca que los datos arrojan un descenso en 46 víctimas mortales en estos tramos en 2014 frente a los que se registraron en 2013.

Tráfico amplía el listado de las vías más peligrosas de León
Comentarios