domingo 23.02.2020
Catastro

Una treintena de ayuntamientos revisarán su valor catastral en 2020

El coeficiente de actualización no se conocerá hasta que no se aprueben los presupuestos
El consistorio de Zotes del Páramo es uno de los afectados. MARCIANO
El consistorio de Zotes del Páramo es uno de los afectados. MARCIANO

Un total de 30 municipios de la provincia leonesa revisarán el próximo año la valorización catastral de sus inmuebles urbanos, a los que se aplicarán los coeficientes de actualización para el año 2020 que se determinarán por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para dicho ejercicio. Esta actualización permitirá revisar al alza o a la baja el valor de los inmuebles de cara, especialmente, al cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que cobran los municipios.

El listado de los municipios afectados ha sido publicado por el Ministerio de Hacienda a través de una orden firmada ayer y entrará en vigor a partir del próximo miércoles, 1 de enero. Los coeficientes de actualización de los valores catastrales deberán establecerse en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2020.

Para aplicar estos nuevos baremos los valores catastrales actuales de cada ayuntamiento deberán haber entrado en vigor al menos cinco años atrás, por lo que se requiere que sean anteriores a 2015. Además, deben haber manifestado diferencias sustanciales entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes, siempre que afecten de modo homogéneo al conjunto de usos, polígonos, áreas o zonas existentes en el municipio.

Para llevar a cabo esta revisión, son los propios consistorios quienes solicitan al Ministerio de Hacienda que les sea aplicada la regularización catastral y el departamento ministerial tendrá en cuenta que existan diferencias sustanciales entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes. Sin embargo, también existe la posibilidad de que sea el propio Ministerio de Hacienda realice de oficio la revisión catastral en aquellos municipios que se beneficien de las medidas relativas a sus deudas con acreedores públicos, así como en aquellos en los que se estén aplicando las medidas urgentes contra la morosidad de las administraciones públicas y de apoyo a las entidades locales con problemas financieros.

La actualización catastral afectará de forma indirecta a otros impuestos. En el IRPF, variará el impuesto en función de si sube o no el valor del inmueble declarado, y también se verá afectada la plusvalía municipal.

Una treintena de ayuntamientos revisarán su valor catastral en 2020