jueves. 02.02.2023
Lavadero de la Hullera Vasco Leonesa en La Robla.

El Tribunal General de Justicia Europeo ha cerrado las puertas a que las empresas del carbón que sean competitivas más allá de 2018 no se vean obligadas a devolver las ayudas recibidas hasta ese momento, una decisión que pone en jaque aún más el futuro del sector. La resolución del Consejo Europeo fue hecha pública ayer por la Consejería de Empleo de la Junta, quien advirtió de que esta medida «podría ocasionar precisamente que más allá de 2018 las minas hayan de cerrar incluso siendo competitivas y viables sin ayudas públicas».

En su auto, el tribunal no entra a valorar el fondo de la cuestión sino que se limita a argumentar que las disposiciones afectadas por el recurso, presentado de forma conjunta por los gobiernos de Castilla y León, Asturias y Aragón, son «esenciales» en la Decisión 2010/787/UE —que se refiere a las ayudas estatales destinadas a facilitar el cierre de minas de carbón no competitivas— por lo que su eliminación, solicitada por las comunidades, «la alteraría completamente o supondría en la práctica sustituirla por una Decisión diferente», según explica la consejería.

A través del recurso, presentado en 2011, los gobiernos autonómicos solicitaron la nulidad parcial de la Decisión antes mencionada, en concreto, las disposiciones relativas a la obligación de que las minas que no cierren antes de 2018 devuelvan las ayudas y la que vincula la recepción de ayudas con el cierre de la actividad minera. «En un ejercicio de responsabilidad no se pidió la nulidad total de la Decisión para no dejar sin amparo legal las ayudas del Estado que reciben las distintas unidades de producción minera», aclara el departamento dirigido por Tomás Villanueva.

Posibilidad de recurso

Castilla y León, Aragón y Asturias están estudiando la posibilidad de recurrir el auto y aseguran que mantendrán sus posiciones de defensa de la actividad extractiva del carbón en aquellas empresas que sean competitivas en 2018.

Por ello, instan al Gobierno de España a incrementar esta defensa para la continuidad de las ayudas mineras más allá de 2018 «ya que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo se comprometió a defender esta postura ante la Unión Europea.

De hecho, el director general de Energía y Minas de la Junta, Ricardo González Mantero, apeló a la «vía política» para defender el sector minero. En declaraciones a los periodistas recogidas por Efe, González Mantero ha recalcado que el objetivo fundamental del recurso que se presentó ante la Unión Europea era que las empresas que reciban ayudas entre los años 2011 y 2018, que es la fecha límite que contempla el reglamento, no tengan que devolverlas en 2019 si son competitivas y puedan continuar con su actividad.

«Ese era el argumento fundamental y tanto Castilla y León como Asturias y Aragón tienen clarísimo que en ningún caso habrá ayudas a partir de 2019, cuando sólo podrán continuar con su actividad las empresas que sean competitivas y no necesiten ayudas públicas», subrayó.

Insistió en que, no obstante, es necesario que no haya que devolver las ayudas recibidas en este periodos y anunció que que las comunidades implicadas estudiarán las posibilidades de casación para que se admita la demanda, y ha insistido en que a partir de ahora será necesario agotar la vía política.

«Nos hemos encontrado con que el Consejo Europeo toma una decisión con el voto favorable de España pero que es que totalmente lesiva para nuestras empresas mineras y ahora la vía más factible es la política para modificar esa decisión», apostilló.

La UE rechaza el recurso para que las mineras eludan devolver las ayudas