domingo 05.07.2020

Ugal pide que British Sugar deje el país y La Bañeza sea cooperativa

Matías Llorente, ayer durante el balance. MARCIANO PÉREZ
Matías Llorente, ayer durante el balance. MARCIANO PÉREZ

«Que la manden para Inglaterra». Este es el futuro inmediato que le desea el secretario general de Ugal-UPA, Matías Llorente, a la multinacional British Sugar que gestiona tres plantas azucareras en Castilla y León, entre ellas la de La Bañeza, y a la que ha acusado de «cargarse» el cultivo de la remolacha con «sus planteamientos y su forma de actuar». «Sólo dice mentiras», afirma el representante de Ugal-UPA sobre la compañía que está en el ojo del huracán de todas las organizaciones agrarias desde que el año pasado rompiera el Acuerdo Marco Interprofesional que fija los precios del cultivo. 

Llorente ha realizado estas declaraciones en el balance anual de su organización agraria con los medios de comunicación, un recorrido por la situación agraria de la provincia en el que la remolacha tuvo gran protagonismo. De hecho, el secretario general de Ugal-UPA  recuerda que León tiene las mejores condiciones para la remolacha, por el coste del agua y por la modernización del regadío pero asegura que las prácticas de British Sugar «van a hundir el cultivo y a las tres azucareras de la Comunidad». Por ello, pidió a las administraciones que intercedieran para «que la manden a Inglaterra» y que «las cooperativas se queden con la planta de La Bañeza y paguen precios justos al agricultor».  También asegura que en dicha planta no sólo se moltura remolacha local, «se mezcla con el azúcar que traen de Sudamérica y África para refinar aquí».

Otro de los asuntos que ha abordado Llorente ha sido el relacionado con los regadíos y la polémica surgida por las conclusiones recogidas en el Esquema provisional de temas importantes que la Confederación Hidrográfica del Duero  publicó el pasado enero. Ha expresado todo su apoyo a la reclamación que la Comunidad de Regantes de Payuelos ha presentado ante el documento y ha exigido que se agilicen las concentraciones parcelarias y las modernizaciones pendientes en la provincia, que suman 30.000 hectáreas, y evitar que «haya problemas graves en las tierras de riego por inundación» antes de la nueva PAC.

En su repaso anual, también ha tenido tiempo Matías Llorente para la Cámara Agraria y la Lonja Agropecuaria que gestiona Asaja. Ha pedido la disolución del órgano  «porque no es de quien lo está ocupando en estos momentos», y seguró que la lonja de León «no es referente de nada ni de nadie» porque está dominada por los almacenistas «para quitar al agricultor y al ganadero». Llorente hya reclamado que, a raíz del real decreto aprobado el martes por el Consejo de Ministros, se cree una lonja de referencia en León compuesta por todos los colectivos que tengan relación con el tema. 

Ugal pide que British Sugar deje el país y La Bañeza sea cooperativa