jueves. 18.08.2022

UGT ha pedido a la Junta que se siente a negociar un nuevo Plan de Extinción de Incendios que sea acorde a la legislación y tenga en cuenta a los bomberos profesionales, que son empleados públicos, funcionarios y agentes de la autoridad y son la «clave» del decreto que ha anulado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Tomás Pérez Urueña, hizo esta reivindicación después del fallo que da la razón al sindicato en una de las tres sentencias similares que anulan el decreto.

Pérez Urueña apuntó que el sindicato ya advirtió a la Consejería de Medio Ambiente que el Plan estaba mal hecho pero no se hizo caso, salió adelante y presentaron la demanda admitida, sin que la Junta quiera «reconocer que se ha equivocado» y que tiene una política «errática», con 15 años pendientes de hacer una Ley del Fuego y un «fracaso absoluto» en todo lo que se refiere a los incendios, tanto urbanos como forestales.

«Lo reconocen pero no quieren cambiar ni sentarse a negociar un nuevo Plan Sectorial», afirmó el responsable de Servicios Públicos de UGT.

Por su parte, el bombero profesional y delegado del sindicato en Zamora José Ignacio García Rubio detalló los pormenores de la sentencia que tumba un Plan Sectorial que «sin mucha prisa» ha elaborado la Junta y ha aprobado en 2021 en cumplimiento de la Ley de Protección Civil, que data de 2007.

Los motivos por los que el TSJCyL anula el plan se centran, en primer lugar, en la ausencia de una memoria económica que justifique el gasto real que supondrá la aplicación del plan, pero otra de las razones que argumenta es que la norma contempla personal voluntario para los parques más pequeños, los tipos 3a y 3b.

UGT pide a la Junta que negocie un nuevo plan de incendios con profesionales