martes. 05.07.2022

Un equipo de trabajo de la Facultad de Veterinaria de la ULE, liderado por Ana Carvajal Urueña, profesora del Departamento de Sanidad Animal, ha llevado a cabo una investigación en 106 granjas de cerdos del Norte de España, donde se ha detectado la presencia de coronavirus en estos animales. Los estudios identificaron tres variantes diferentes, siendo la recombinación PEDV-SeCoV la más extendida, lo que ha llevado a los investigadores a valorar la necesidad de hacer un seguimiento de estos patógenos para frenar su aparición y propagación.

«Los coronavirus son, en general, específicos de especie y ninguno de los coronavirus porcinos investigados tienen importancia desde el punto de vista del consumidor final. Sin embargo, sí que son importantes para los productores de ganado porcino ya que pueden causar importantes pérdidas económicas, de ahí que sea clave conocer qué coronavirus circulan para poder tener a punto las técnicas adecuadas para el diagnóstico y para orientar las estrategias de control», explica Ana Carvajal quien ha desarrollado el estudio publicado en Frontiers en Ciencias Veterinarias junto a Héctor Argüello, Clara Vega, Javier Roncero, Manuel Gómez-García, Óscar Mencía, Héctor Puente, Lucía Pérez, y Samuel Gómez-García.

Resultados

Tras la identificación, se reveló que PEDV fue el único coronavirus detectado en el estudio (38,7% de brotes positivos, 41 de 106). Asimismo, no se detectaron los otros patógenos virales, como TGEV, SeCoV, PDCoV ni SeACoV en ninguna de las muestras. Se realizó un estudió genómico sobre los PEDV obtenidos, y se comparó con las secuencias de PEDV y SeCoV disponibles en el GenBank, base de datos de secuencias genéticas del NIH (National Institutes of Health de Estados Unidos), colección de disponibilidad pública de secuencias de ADN.

El objetivo del estudio fue la identificación y caracterización de coronavirus entéricos presentes en granjas porcinas españolas entre 2017 y 2019, en las cuales hubo brotes de diarrea donde se sospechaba una etiología viral. El cribado se llevó a cabo mediante la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) adaptada para la detección de coronavirus entéricos porcinos.

La ULE estudia la presencia de coronavirus porcino en 106 granjas españolas
Comentarios