viernes 20/5/22
El director, Benito Fuertes, sujeta un escribano cerillo.

El Curso de introducción al marcaje de aves —anillamiento científico— clausuró ayer en Oseja de Sajambre su octava edición con el cupo máximo de participantes previsto por la Universidad de León y que estaba fijado en veinticinco alumnos, entre los que se encontraban agentes medioambientales y profesionales relacionados con el medio natural, además de alumnos universitarios de otras disciplinas. La satisfacción entre el alumnado era más que evidente, destacando éstos tanto el contenido temático del curso, el lugar elegido para realizarlo, el propio ambiente reinante y la calidad de los docentes. El curso estuvo dirigido por el profesor Benito Fuertes, quien ha contado en esta ocasión con colaboradores del Grupo Ibérico de Anillamiento (GIA-León) como José M. San Román y dos de los mayores expertos europeos en marcaje científico de aves alpinas, como Isabel Roa y Miguel de Gabriel.

Buena “caza”. Las buenas condiciones climatológicas permitieron a los participantes capturar en sus redes hasta 52 ejemplares pertenecientes a 13 especies diferentes, lo que según los expertos se puede considerar un alto índice de capturas, destacando algunas especies no muy frecuentes, como el carbonero palustre o el llamativo escribano cerillo.

La ULE muestra en Oseja técnicas de vanguardia en el anillamiento de aves