lunes 25/10/21

Un sueño hecho realidad

Judith García Turrado, del grupo Duerna, llega al Olimpo de Don Carnal tras toda una vida deseando ‘reinar’ en la mascarada de su ciudad
Judith García, musa del Carnaval 2020, instantes antes de su presentación. JESÚS F. SALVADORES

Nerviosa. Al borde del llanto de emoción. Consciente de que vivirá una oportunidad única que ya no esperaba, pero la cual siempre quiso sentir desde pequeña. Así se encontraba ayer la que será la musa del Carnaval 2020, Judith García Turrado, durante la presentación del privilegio que toda buena carnavalera bañezana —como ella— desea disfrutar una vez en su vida.

A sus 37 años, ha formado parte de hasta un total de siete grupos de Carnaval, incluido el grupo Duerna —por el que ha resultado elegida— y no se ha perdido nunca ni uno de los momentos de la mascarada; donde entre todos se queda sin duda con la mañana del Sábado de Chispas «porque es el Carnaval de La Bañeza de verdad».

Durante su acto de presentación como musa —que tuvo lugar en el Museo de la Harinera— estuvo acompañada del alcalde, Javier Carrera, de la concejala de Fiestas, Carmen Macho, y de la musa del 2019, Gloria Valero Ruiz, además de su familia y amigos. En su respectivo turno de palabra, tanto Carrera como Macho, recordaron al insigne Pepé Blanco y al grupo Salsa por idear la figura de la musa.

Fruto de ello ayer la gran protagonista era Judith, que agradeció el apoyo de todas las personas «que han hecho posible que pueda cumplir este sueño que tenía desde pequeña». Sin prácticamente palabras para explicar lo que siente —con una cara de ilusión que lo decía todo— destacó que «la edad no importa porque el sentimiento carnavalero se lleva dentro».

A la primera, y sin tenerlo en mente «porque fue mi grupo el que me dio el empujón para presentarme a la elección», afronta esta oportunidad «con muchas ganas», sin desvelar nada de su vestido que será «sencillo y elegante». Aún no lo sabe, pero según le auguró Gloria Valero Ruiz, «te esperan unos Carnavales únicos, llenos de magia y de momentos inolvidables».

Un sueño hecho realidad