domingo. 26.06.2022
Treinta años de reivindicación

Valdepolo y Gradefes reclaman el puente del Esla que lleva planificado desde 2011

La consejera de Movilidad afirma que el proyecto se impulsará este mandato y que está a la espera del impacto ambiental
dl14p19g1

Treinta años llevan los ayuntamientos de Valdepolo y Gradefes reclamando el puente sobre el río Esla para unir las localidades de San Miguel de Escalada y La Aldea del Puente, una infraestructura que lleva desde 2011 planificado por la administración autonómica y que llegó a tener cinco millones de euros sobre la mesa —aportados al 50% por la Consejería de Fomento y la Diputación de León— y tres alternativas para conectar la nacional N-625 y la autonómica LE-213. La nueva consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, anunció en su primera comparecencia que ejecutar esta infraestructura es una de sus prioridades para esta legislatura. En los últimos presupuestos de la Junta, los de este 2022, la consignación presupuestaria para el viaducto era meramente simbólica: 50.000 euros.

El alcalde de Gradefes, Amador Aller, destacó ayer que la construcción del puente sobre el río Esla es una obra prioritaria para la comarca y muy especialmente para todo lo relacionado sobre el turismo. Lamentó que de esta obra tan importante solo se acuerden en periodo electoral. «Parece que solo se le quiere dar impulso a esta obra cuando llegan las elecciones y después de que pasan las elecciones todo se olvida. Que nos digan porque el retraso y que se ejecute cuanto antes».

Este puente comunica el Ayuntamiento de Gradefes que cuenta con monumentos como San Miguel de Escalada. «Permite acceder a la gente desde la N-625 y desde la autovía León-Valladolid. Es un acceso directo a Gradefes, San Miguel de Escalada o Santa Olaja de Eslonza, es decir, a los BIC que tenemos».

Por su parte, el alcalde de Valdepolo Javier Padierna manifestó que el municipio lleva más de 30 años reivindicando este puente. Confía que se ejecute cuanto antes dado que «en la primera intervención que tuvo la consejera en las Cortes habló que tres puentes y este era uno». La mayor ventaja que tienen es la comunicación con la otra margen del río Esla que favorecerá todo lo relacionado con la economía y la agricultura y la comunicación con San Miguel de Escalada.

«Es el tramo del río Esla más largo sin un puente, más de 24 kilómetros, lo que hace que sea una barrera insalvable para la gente». Puntualizó que este puente permitiría a muchos pueblos acceder a servicios con los que cuenta Quintana de Rueda como por ejemplo tiendas, farmacia, bancos, restaurantes, bares o la gasolinera.

Cuando se presentó el proyecto tanto el Ayuntamiento de Gradefes como el de Valdepolo apostaron por la opción en que la carretera de este nuevo puente sale directamente al monasterio de San Miguel de Escalada, ya que así se evita tener que transitar por el medio del pueblo de San Miguel de Escalada con el consiguiente tránsito de vehículos. La nueva carretera, según los ayuntamientos, saldría en la N-625 entre La Aldea del Puente y la gasolinera utilizando un camino de concentración evitando muchas expropiaciones según recordó Padierna.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Movilidad y Transformación Digital aseguran que el proyecto está a la espera de la Declaración de Impacto Ambiental «relativa las diferentes propuestas presentadas para seguir avanzando». Desde ese momento, afirman dichas fuentes, «se procederá a aprobar el Estudio Informativo y a seleccionar la opción elegida». Será entonces cuanto se puede licitar la redacción del proyecto de construcción.

La consejería también recuerda que la iniciativa «implica a la Diputación de León, puesto que existe un compromiso para aportar parte de la financiación, además se ser necesario un cambio de titularidad de carreteras recíproco de entre ambas administraciones».

La Junta planteó tres alternativas para ejecutar el proyecto que incluso llegaron a ser sometidas a información pública en 2019. Sin embargo, en febrero de 2020 se abordó el estudio de una cuarta opción que obligaría a redactar un estudio complementario del anterior y someter de nuevo el proyecto a información pública. La falta de concreción y avances llegó a las Cortes de Castilla y León en diciembre de ese año a través del portavoz de UPL, Luis Mariano Santos.

Valdepolo y Gradefes reclaman el puente del Esla que lleva planificado desde 2011
Comentarios